01 mayo 2010

11 claves que te ayudarán a enfrentar y superar tus temores o miedos.

 
Es importante descubrir nuestros temores, muchas de las cosas en las que estamos estancados, pueden ser debido a un temor oculto, el cual debemos enfrentar y superar, si queremos salir adelante.

La idea de enfrentar el temor nos llena de pánico, pero teniendo las herramientas es algo que se puede lograr. 

1. Acepte el temor como una función natural de protegerlo.

Un temor es una respuesta del organismo hacia algo que consideramos que potencialmente nos puede hacer daño. El temor de cierta manera es saludable, porque nos señala los límites que no podemos pasar. Si usted siente temor hacia algo, es una alerta natural de que debe permanecer alejado, de que no debe de asumir esa responsabilidad.

Si usted tiene la oportunidad de elegir, mejor aléjese de lo que naturalmente le produce temor, ya que enfrentar algo con temor es ir con desventaja. Su subconsciente sabe acerca de las cosas que no está preparado para enfrentar. Si puede haga todo lo posible por no volver a saber del tema.  

2. Debe hacer caso a los temores de perder algo.


Cuando nosotros tenemos algo importante que debemos conservar, el temor nos avisa de que hay que estar alerta para no dejarle ir de nosotros. Usted debe de hacer caso a esa alerta, porque su cuerpo sabe que necesita de algo.

Por supuesto no podemos pasar la vida dependiendo de las cosas, y para estos casos en lo posible busca una alternativa, un plan b. Si algo es tan importante por usted, entonces busque el modo de que si esto llega a fallar usted cuenta con algo más. Porque si ello falla, usted quedará destruido, entonces el temor desde ahora le esta avisando, de que eso es prioritario.

Cuando tienes alternativas, plan B, ventajas adicionales, entonces ese temor irá desapareciendo, ya que usted no se sentirá en peligro. 

3. Evite magnificar los temores.


La mayoría de los temores son mentales. A menos que alguien lo haya amenazado de muerte y sepa dónde está usted ubicado, o a no ser que le haya diagnosticado una enfermedad. Entonces los otros temores son mentales.

Si el temor está relacionado con otra persona, entonces la mejor decisión es alejarse lo más que pueda. Usted no puede convivir cerca de alguien que le produce temores. Eso está claro, no puede hacer una vida feliz así. Si el temor es por una enfermedad, entonces le recomiendo que lea mi artículo de cómo superar una enfermedad.

Entonces la mayoría de los temores debe aprender a vencerlos en su mente, y eso es a partir de no armar el caos en su mente. No los magnifique, no los alimente, no les dé más importancia de la que tiene.  Estos no tiene más poder del que le estas dando en su mente. Mucha gente no tiene ese temor, y su clave es que no piensan en ello. Por ejemplo a todo el mundo le da miedo a las alturas, pero no todo el mundo vive pensando en ello.  Cuando suceda algo, evite asociarlo a lo que le produce temor, no le asocie cosas que le den fuerza.

4. Muchos temores, muchas fragilidades, cultive fortalezas.

Temor a que se le vaya la novia, temor a perder el trabajo, temor a quedarse solo, temor a que lo engañen, temor a abandonar la casa, temor al qué dirán, temor a no ser capaz de controlarse, temor a los problemas, y muchos temores más.

Si usted tiene muchos temores, es porque realmente tiene de que temer, debido a que usted se siente frágil, porque no hay cosas que lo hagan sentir fuerte. Así que esa es la solución, busque en su vida triunfos, y cosas que lo hagan sentir fuerte, valioso, capaz. Identifíquese en lo que es bueno, y destáquese, ya que solo estos triunfos le darán la confianza para no temer tanto.

La vida no le pide a usted que sea fuerte en todo, que no tenga temores. Todo el mundo tiene temores. Lo importante es no dejarse derrumbar por un temor. Aprenda a convivir con los temores; pero también aprenda a cultivar fortalezas.

5. Cultive y Atraiga las cosas que lo hacen fuerte.

Los temores se acomodan en personas que les tienen miedo.  Igual que un perro identifica quien le teme y así ataca, igual que un abusivo sabe de quién puede aprovecharse, el temor es como un imán que atrae y hace que suceda justamente eso que tememos. Si les teme a los gatos, entonces pareciera que se los encontrara en cada esquina, si teme al qué dirán, pareciera que todo el mundo hiciera comentarios acerca de usted. Una vez el temor ha hecho nido en nuestra mente y en nuestra vida, este crecerá y nos consumirá, si usted no le hace frente.

Piense en cosas que es justamente lo contrario al temor, lea libros al respecto, contacte amigos relacionados a lo que usted necesita hacer fuerte, inunde su mente de cosas positivas. De este modo ese aspecto positivo reemplazara los pensamientos de temor. Si usted teme a una enfermedad, lea bastante de curación; el temor desaparece sí usted cree que se puede curar. Si le teme a la violencia; entonces practique artes marciales; el temor desaparece si usted cree que es capaz de defenderse con sus propias manos de cualquier persona. Si le teme a la soledad, entonces lea libros de seducción; el temor desaparece sí usted cree que es capaz de conquistar a cualquiera.

6.  Hacerse hábil, fuerte, poderoso y lleno de confianza.

Es el camino que inevitablemente se debe tomar si quiere superar los temores. En vez de quedarse en su caso viendo televisión y rascándose la barriga, mejor salga al mundo, enfrente nuevos retos y hágase fuerte. Aprenda otro idioma, vaya al gimnasio y forme un buen cuerpo, aprenda artes marciales, y en general cualquier actividad que lo haga destacar.

Póngase retos en su vida, haga las cosas más rápido que los demás, resista más tiempo que lo que otros resisten, llega un poco más lejos, tome decisiones. Haga esto a diario en su vida diaria, y se llenara de fortaleza.

No importa si aquellas cosas en las que es fuerte no están relacionadas con su temor, lo importante es que usted sienta el poder, sienta que lo admiran, sienta que lo que usted dice es capaz de influenciar a otros, que usted vea que es mejor que otros, esto le hará sentir una confianza tal, que su mente sentirá que no hay que temer, que usted está a salvo, y los temores de antes, ya no se sentirán tan fuertes. Cuando una persona es fuerte y poderosa, todas las cosas buenas le empiezan a llegar.

7. Conozca sus miedos, la naturaleza de lo que usted teme.

En los antiguos tiempos cuando un pueblo se sentía amenazado por otro, la base de su fortaleza eran los espías y el conseguir la mayor información de su enemigo, para medir con exactitud la magnitud del daño que les podían causar.  Una vez conocían de que eran capaces entonces sabían si era algo de qué preocuparse, o si por el contrario debían de prepararse mejor.

Nosotros tenemos un natural temor a lo desconocido.  Tememos a la muerte porque no sabemos que nos puede ocurrir, si por ejemplo llegáramos a tener la certeza de que sucede después de la muerte, entonces nos sentiríamos más tranquilos.  También le tememos al futuro, porque no sabemos qué va a ocurrir, si tuviéramos la certeza de que es lo que va a pasar; entonces no tendríamos temores inventados. 

Si usted en base a aquello que investigo, descubre que no hay nada que temer; entonces el temor desaparecerá. Por ejemplo usted le tiene temor a cierta enfermedad, como un cáncer de seno, entonces usted investiga el tema, descubre cuales son los verdaderos síntomas, que hacer en caso de que aparezca, y cuáles son los verdaderos riesgos. En base a esta investigación, usted estará claro, y sentirá menos temor que antes. 

8. Convierta su debilidad en fortaleza.


Hace ya algunos años cuando estaba en la universidad, le pregunte a mi profesor de cálculo el porqué había elegido ser profesor de matemáticas, y él me contesto: “Cuando era joven, no me gustaban las matemáticas y realmente era malo para ellas, así que decide como un reto personal dedicarme a ellas y ser mejor, finalmente termine encontrándole gusto”.

Supongamos que usted es una persona que no ha recibido ningún tipo de estudio y no tiene experiencia laboral, seguramente temerá a no conseguir empleo. En el caso de que usted sea alguien con verdadera experiencia, buenas recomendaciones, y varios estudios, entonces esto no formara parte de su lista de temores. 

Si usted siente temor respecto a algo, es débil en algo, convierta en reto personal para su vida, convertirse mejor en ello, con el tiempo se acostumbrará, ya que su mente deja de temerle a aquello que es familiar. En el caso de temerle por ejemplo a las abejas, entonces sería importante que gradualmente fuera a un lugar donde cultivan miel, y acercase a los panales de abejas, y convertirlo en una costumbre. Con el tiempo su mente, estará familiarizado, y no le temerá. 

9. Si usted ha resistido; entonces solo le queda vencer el temor.

Frente a la magnitud de la vida hay muchas cosas que están más allá de nuestras fuerzas, y más allá de nuestra comprensión. Hay cosas que por el momento no somos capaces de enfrentar, que es un límite que no debemos atravesar y que por tanto es algo de lo que debemos alejarnos.

Si usted lleva años viviendo una situación a la que teme, y en tanto tiempo no ha sido derrotado, usted tiene una ventaja, es capaz de resistir; entonces debe concentrarse en vencer. Tanto tiempo viviendo la situación debe de haber conocido algo al respecto que le pueda ayudar. 

10. Paso a paso.


La vida se nos complica cuando abarcamos cosas más allá de nuestras capacidades.  Entonces termina confundido aquel que se puso a adquirir conocimientos para los que no estaba preparado, termina lleno de deudas aquel que se puso a conseguir cosas más allá de lo que podía pagar, termina ahogado aquel que se puso a asumir muchas responsabilidades. 

Miremos por ejemplo a un bebe, la vida le provee de lo que necesita hasta que sea capaz de valerse por sí mismo, el solo debe ocuparse de jugar y de alimentarse; pero él no asume cosas como el encargarse de la casa, porque sencillamente no es capaz. Tomemos las cosas con calma, y no corramos cuando no podemos.

Para enfrentar nuestros temores, debemos de hacerlo paso a paso, en la medida de lo que somos capaces.  Empecemos por una parte muy pequeña y luego sigamos superando otras partes.  Por ejemplo; si usted le teme al agua, entonces primero intente aprender a nadar en una piscina que no sea honda, luego aprenda a nadar en lugares algo profundos, pero con la ayuda de alguien, finalmente inténtelo usted mismo. Si lo que hiciéramos frente al temor al agua, fuera meternos a la parte más honda de una, entonces resultaríamos ahogados. 

11.  Hágase el valiente.

Es este quizás uno de los principales obstáculos para enfrentar nuestros temores, no queremos dar el primer paso, se nos hace que es una tarea muy larga y complicada.  A veces para lograr algo debemos arriesgarnos a perder.  Es  una trampa de arena, el buscar salir siempre victorioso de una situación, eso es algo que sencillamente nadie puede prever.  En la vida se gana o se pierde, podemos conseguir muchas victorias, pero también muchos fracasos, es a través del largo camino de la derrota como se llega al triunfo.

Si por ejemplo le tenemos temor a fracasar en una relación, y en el fondo ese sea el motivo por el que no nos atrevemos a enamorarnos de nuevo, entonces sencillamente terminaremos solos.  Si queremos encontrar a la persona ideal, quizás debamos arriesgarnos a fracasar en una próxima relación, pero quizás en esa relación descubramos que es lo que está pasando y podamos entonces estar preparados para una próxima relación duradera. Si sientes temor a declararte, entonces se valiente y atrévete, lo mínimo que puede suceder es que no te acepte, y no pasa nada, al menos supiste que hiciste mal, hay muchas personas, inténtalo de nuevo, y esta vez mejor.


Sea valiente, que las situaciones lo encuentren de pie, preparado, y no postrado o escondido. Cultive el valor, el coraje, la osadía, el atrevimiento. Siempre se ha dicho que el mundo es de los asados, todo ese miedo que tienes a perder, te está volviendo un cobarde. Atrévete, y cada experiencia te hará más fuerte. 

Te invitamos a nuestra comunidad en Google "frases positivas y humor para superar tristezas", es una comunidad privada. Si te gusto, disfruta lo nuevo, síguenos en las redes sociales, o dale like para que el artículo lo lean otros. 


ENVIAR ESTE ARTÍCULO A...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada