28 septiembre 2014

Lo fácil de desarrollar un orgullo intelectual, un orgullo espiritual y orgullos que nos vuelven unos bocazas.

En nuestro artículo anterior habíamos hablado sobre la importancia de ser un librepensador, desarrollar nuestras propias ideas de las cosas, y en esta ocasión veremos como a veces nos puede llevar esto a una arrogancia inconsciente.  Estos tipos de orgullo son muy fáciles de desarrollar, sobre todo con esto de internet. De cómo surge, como lo alimentamos, y como nos aparte de ciertas realidades,  es de lo que hablaremos hoy.

Al final del artículo no te puedes perder unos vídeos que explican muy bien el tema de la física cuántica. ¿Que relación tiene el orgullo con la física cuántica?, pues eso lo hallaras leyendo el artículo. 

El orgullo como representación de una baja autoestima.

Empecemos por decir que a mayor vacio, más grande debe de ser lo que nos llena. En caso de una baja autoestima debe de ser muy grande la sensación de orgullo que lo compense. Ante esto debemos sumar el deseo de ser reconocidos, lo cual puede desbordar en abrir la boca más de lo debido. El orgullo de por si no es malo, ya que bien medido, hace estimular a el compartir y ayudar a otros. 

Todos tenemos carencias emocionales, nadie a nacido en un estado de plenitud donde nada le falta. Estos vacios nos motivan a llenarlos, nos esforzamos por lograr cosas que nos hagan sentir plenos, y estas emociones nos mueven a lo largo de la vida. Esos sentimientos de fragilidades e inseguridades  que se viven de niños, nos impulsan a buscar algo que nos haga sentir fuertes e importantes. Y lo más fácil esta en el mundo de las ideas.

Lo fácil que es desarrollar orgullo intelectual.

Se entiende que alguien se puede sentir orgulloso por el logro de muchos años de esfuerzo. Por ejemplo montar una empresa y volverse rico después de ser muy pobre. Pero respecto al orgullo intelectual, este es muy fácil, usted se lee un libro con un par de ideas que le parecen interesantes y ya se cree más sabio que los demás, usted se ve 3 o 4 programa en el Discovery Channel que otro no se vio, y ya cree saber todos los secretos de la ciencia, usted se ve alguna liga de futbol europeo y ya cree que sabe de futbol.

El orgullo intelectual va acompañado de una paradoja, la falta de practicidad respecto a aquello que le hace sentir orgullo. Por ejemplo muchos que se creen científicos, no han hecho un experimento en su vida, muchos que se creen los sabios del futbol no han jugado a nivel profesional. El orgullo está sustentado sobre cosas que no ha tenido la oportunidad de vivir.

Y es que para mucho no hay sentimiento más grande de superioridad, que cerrarle la boca a alguien con sus argumentos, el hacer quedar al otro como tonto, o mostrar más vastedad intelectual, por cosas que otros no hayan tenido oportunidad de conocer, porque no les da tiempo, o les interesa otras cosas. Esto se ve mucho en foros, comentarios en Youtube, programas de entrevistas, y cualquier espacio donde alguien pueda mostrar lo que sabe. 

El orgullo espiritual. Un grano de arena en el tiempo y el espacio.

Una de las mayores necesidades del hombre es explicar lo desconocido para de este modo establecer una relación con aquello que le supera. De ahí que han surgido una cantidad de corrientes esotéricas, místicas, religiosas, en la antigüedad y el mundo actual, que proponen una explicación de todo ello. De ese modo apareció la metafísica, el esoterismo, las creencias extraterrestres,  las religiones, y también el ateísmo. La ciencia ofrece explicaciones; pero como es tan limitada no puede hacer más que teorizar en cosas que  superan sus limitaciones.

Un año luz es el tiempo que se demora la luz en llegar a cierta distancia en un año, un año luz equivale a miles de millones de kilómetros. Las estrellas más cercanas se encuentran a millones de años luz en el espacio infinito, moviéndose a lo largo de un tiempo infinito. Si alguien quisiera viajar al monte Everest y conocer la nieve y las alturas, puede que incluso no lo logre, y  eso que está al lado. Ahora bien, respecto a este universo infinito, misterioso, respecto al origen de la vida, lo que hay después de la muerte, mucho hablan con cierto aire de seguridad que esto y lo otro es así como ellos dicen, como si de verdad creyeran que tuvieran la razón, y esto definitivamente es arrogancia.

El ser humano es emocional en su propia naturaleza, no puede evitar sentir odio, rabia, pasión, hacia ciertas cosas. De este modo nadie puede tener una razón libre de los matices que le pueden dar el ser una persona emocional. Por otra parte el cerebro respecto a la interpretación del mundo que le rodea es muy limitado, ya que solo lo hace en base a los preconceptos heredados de la cultura y de las pocas experiencias particulares. Todo lo que sabe es en base a fuentes de otras personas que también tienen sus limitaciones de interpretar lo que les rodea. Y aun así hay cientos de gurús espirituales, ateos, científicos, que hablan con cierto aire de seguridad, como si las cosas fueran como dijeran.

El arte de ser un bocazas.

Los seres humanos somos arrogantes a límites insospechados, nos gusta hablar a la ligera, nos gusta emitir juicios apresurados. Decimos, aquella persona es un cobarde, este otro es malo, es de ella es bueno. Nos gusta calificar a las personas sin conocerlas de fondo, sin sabes de sus motivaciones, sin ni siquiera saber de nosotros mismos. Cuán fácil es para algunos decir que alguien es un tonto, burlarse de sus creencias, de sus capacidades. Y es que no hay mayor poder que en descalificar a otro, ya que se ubica a sí mismo como superior.

El bocazas espiritual es todavía más arrogante, y aquí tenemos el fanático espiritual, que descalifica las demás creencias, y te trata de imponer la suya. Determinan quien es bueno, quien es malo, quien se salva, como se debe de comportar alguien. Por otra parte el bocazas escéptico, es el que se burla de aquello que no le parece, reta a fuerzas que no conoce, sin tener la certeza desde las limitaciones de cualquier ser humano si algo es verdad o mentira.

Las sociedades y las culturas crecen, todo su saber es el conjunto de personas que con sus aportes ayudaron a construirla. Pero hay personas que se creen más listas que toda la humanidad junta habida y por haber, se burlan de ciertas culturas y creencias. ¿Qué necesidad hay de burlarse?, ¿Qué necesidad hay de desmeritas las creencias que alguien pueda tener?, a la hora de opinar todos opinan lo que quiera, y es aquí donde todo el mundo estamos, habiendo cosas más importantes para solucionar como el hambre del mundo, aunque suene a frase de reina de belleza. Se puede cuestionar las cosas sin entrar a desafiar y a burlarse de otros. En este universo infinito, porque por más seguro que estés de algo, no sabes que desafías ni de que te burlas.

La importancia de las creencias, la necesidad de explicar lo desconocido.  

Quedamos claros, que el universo es infinito y desconocido, más allá del alcance del entendimiento humano. La única manera que podemos relaciones con lo que está fuera de nuestra alcance es a través de las creencias, y respecto a ello todo es posible, incluso cosas que no somos capaces de imaginar. Porque nadie puede imaginar algo a partir de lo que no conoce, de este modo cientos de cosas pueden existir sin tener idea de ellas.

No sabemos si por encima del ser humano, hay otros niveles de evolución, tal vez existan seres a una escala más arriba de nosotros. Del mismo modo que animal no imagina ni entiende a hombre, así mismo hombre no puede entender con exactitud lo que está por encima de él. No sabemos si existen universos paralelos, ni otros planos de existencia, no sabemos si existes otras líneas de evolución aparte de la animal, no sabemos si existen otros universos con otras leyes, no sabemos si existen seres de otros planetas, no sabemos de nuestro verdadero potencial, porque si no somos capaces de crearnos, entonces es un entendimiento superior a nosotros.  Tampoco estamos seguros de la verdadera forma del comportamiento. No sabemos que si del mismo modo nosotros nos alimentamos de lo que está por debajo de nosotros con su carne, entonces lo que pudiera estar arriba de nosotros se alimente de nuestras emociones. El hombre no sabe muchas cosas, y aun con todas sus limitaciones el hombre debe de relacionarse con ello, a través de las creencias.

El negar la existencia de todo esto de raíz, es cortar todo progreso hacia su exploración y sobre todo hacia sus beneficios. Decir que esto es falso corta el pensamiento científico, que siempre avanza hacia adelante para dar explicación clara a todo, que si no puede ahora por sus limitaciones, lo debería de poder hacer dentro de algunos miles de años. Muchos dicen vaya timo a cosas como la homeopatía, los métodos de predicción, y toda una cantidad de costumbres de culturas antiguas que desaparecieron por las colonizaciones, que no se ha dado la oportunidad de hacer un estudio científico paciente y serio, para poder aprovechar sus bondades en caso de que los tuviera.

La necesidad de los pueblos de creer en un ser superior a través de las culturas.

Muchas culturas han hablado acerca de la existencia de un ser superior. Dependiendo del lugar y de la época en donde surgió la creencia, esta va variando. Los antiguos armaron sus creencias respecto al lugar donde vivían. En Egipto armaron su mitología en torno al rio Nilo, y los animales del desierto como el cocodrilo y el chacal, en la india lo hicieron con animales de su región como los elefantes y las vacas, y en la cultura celta surgieron las religiones del bosque. Hoy en día es muy común el rumor que los dioses de la antigua cultura sumeria eran extraterrestres que hicieron experimentos genéticos con el hombre primitivo, y además le enseñaron cosas como la astrología, la agricultura, y que todo estos relatos se pudieron haber reseñados en libros como la biblia, la cual es la base de las 3 religiones monoteístas de la actualidad.

Muy seguramente existe una consciencia universal, una inteligencia superior, muy por encima del entendimiento humano, y de sus deseos individuales. Porque al igual que todos queremos un gobierno de cierta manera, nos gustaría que si alguien creo el universo, este fuera de la manera que nosotros creemos. Analicemos con lógica. Del mismo modo que para hacer cualquier cosa como un computador, un edificio, se necesita una inteligencia que la gestione; entonces del mismo modo el universo y sus leyes deberían estar bajo una inteligencia que las gestione, y no debería ser producto del azar. Del mismo modo que en la familia está el padre, en la tribu esta el líder, en la empresa está el jefe, y en el gobierno está el presidente, del mismo modo en el universo debería haber líderes y niveles de jerarquía que se encargan de todo. Por algo existe una tendencia natural a través de las culturas de siempre buscar a un ser superior.

El negar la existencia de un ser superior es desconectarnos con nuestra fuente, y también de sus beneficios. Sea cual sea la creencia, esta nos relaciona con una fuerza superior, que a muchos da esperanza. De alguna manera nos debemos de conectar y relacionar con las fuerzas superiores  y otras formas de existencia que no entendemos y de manera instintiva el ser humano lo ha hecho a través de sus creencias y ritos. Debe de haber en el universo unas leyes, causa y efecto, gravedad, etc, que impiden que las cosas se descontrolen, y puede suceder que al relacionarnos con lo superior a nosotros, nos haga justicia, y nos guíe. Si esto no fuera así, entonces solo reinaría la anarquía, no habría consecuencias de los actos, y todo psicópata podría matar y violar sin ningún cargo de consciencia. Pese al libre albedrio y responder por nuestras decisiones, también deberían de haber unos parámetros que impide que todo se desborde.

En todo caso, sea como fuere las cosas, necesitamos creer en algo; porque nuestra mente necesita direccionar su vida en base a una fuente de creencias, y además necesita relacionarse de alguna manera con aquello que desconoce.

La física cuántica.

La ciencia nos ha regalado una nueva interpretación de la realidad. Las partículas subatómicas que componen todo, se comportan de una manera en la que todo puede ser y no ser al mismo tiempo, donde el observador modifica la realidad. Nos dicen que el universo más allá de estar compuesto de materia y energía, está compuesto de información, y algunos lo definen como consciencia. Es esa información infinitesimal, la raíz de donde se forma la materia, y todo puede ser posible. La física cuántica, nos abre entonces un universo de posibilidades, y merece la pena ponerle atención.

Respecto a la física cuántica de momento prefiero no ahondar  y  mejor dejarlo en manos de expertos, que lo explican mucho mejor y de una manera mucho más amena. Los invito a ver cualquiera de estos dos vídeos, que aclaran mucho el tema con un lenguaje sencillo y entretenido.





Si te gusto el artículo entonces danos un me gusta, y si quieres disfrutar de los nuevos artículos, que están súper chéveres; entonces síguenos en redes sociales y por correo. 

21 septiembre 2014

6 mecanismos del cerebro que impiden ser un libre pensador y sacar tus propias conclusiones de las cosas.
















Tener un pensamiento libre, sin estar sujeto a paradigmas, a credos, a emociones, si no que sea algo que nace desde la propio lógica e intuición, es de los más difícil que hay, y más allá de la fuerte influencia de la cultura que nos rodea, están los propios mecanismo del cerebro, que dificultad tener esa opinión libre. Esto es muy perjudicial; porque todos a la larga nadamos una y otra vez en las mismas ideas, evitando así dar otras explicaciones a la realidad, y tener creatividad para construir otras líneas de progreso mucho mejores.

De cómo son estos mecanismos, y que podemos hacer para librarnos de paradigmas es de lo que hablaremos hoy. Aclarando ante todo que ni soy ateo,  ni religioso, y siempre en mis artículos trato de ser lo más imparcial posible.

1. La necesidad de la mente de tener algo a que aferrarse.

Los seres humanos basamos nuestra existencia en nuestro sistema de creencias. Debemos de creer en algo para poder en base a ello tomar unas decisiones, a pesar de que digamos que no creemos en nada, eso de por sí ya es una creencia.

Todas nuestras decisiones, nacen de nuestras creencias, y las creencias están por encima de nosotros, porque dan una interpretación a aquello que está más allá de nuestro entendimiento, de nuestros medios. El cerebro trata por defecto de encontrarle una explicación a las cosas, para establecer una reacción y una relación respecto a ello, y como no lo podemos saber todo, depositamos nuestro conocimiento de ello en un sistema ya existente de creencias, llámese ciencia, satanismo, comunismo, religión, ateísmo, o cuanta cosa aparezca. Todas estas creencias son paquetes de información en la que una persona o grupo de personas dan unos parámetros sobre la forma en que se deben de interpretar y hacer las cosas.

Así sea que usted tenga una opinión muy propia respecto a muchas cosas, no lo puede definir todo, y debe de creer. Por ejemplo la medicina, usted tiene una creencia sobre lo que debe de hacer para cuidar de su salud, y no le queda más remedio que creer en la ciencia, o en los curanderos, o en las oraciones, porque no es algo que usted domina, y debe depositar su confianza en ello.

2. Los hechos vienen con capas y capas de paradigmas ajustados a intereses.

Todo lo que nos llega a nosotros ha pasado por cientos de personas, de años y de medios. Pongamos el siguiente ejemplo, su mente necesita tener una opinión respecto a la iglesia católica, debe definir algunos hechos que la caracterizan, como es el de la inquisición. Entonces ese concepto de la inquisición llego a través de un medio como el Discovery Channel, y esta toma esa información de otras fuentes.

Cuando alguien lee un hecho es inevitable tomar una opinión que se ajusta a su propia creencia, que lo protege de sus miedos, que se ajusta a lo que cree que debe de ser, y es por ello que los hecho necesariamente se acomodan a los intereses de cada cual y es imposible narrar las cosas como son. De este modo los acontecimientos que llegan a nosotros, han pasado por cientos de personas  y años, que es muy difícil, que la información que llega a nosotros todo sea verdad. Miremos las antiguas mitologías, en un inicio seguramente fue una historia, luego esa historia se volvió leyenda y luego fue un mito, que fue acomodado a las creencias de su época.

La capacidad de interpretación respecto a algo, es en base a unos paradigmas previos, usted no puede dar su opinión de lo que no conoce en base a unos argumentos que no tiene, y dichos argumentos nacen de unas creencias y unos aprendizajes particulares que son diferentes a los de los demás.

3. La mente necesita cuentos fantásticos, alimentar la imaginación.

A todo nos ha sucedido, que alguna vez presenciamos un incidente con un amigo, y este amigo narra los hechos a los otros amigos y lo acomoda de una manera interesante, quizás le agregue algo de espectacularidad para así llamar la atención de la historia, y puede diferir en algo a lo que vimos. Esto se debe a que la realidad es poco interesante, es aburrida y por tanto pocas cosas llaman la atención salvo que sean fantásticas. Por eso leemos libros, vemos novelas y vamos al cine, nuestra mente necesita alimentar la imaginación.

De los primeros temas que me nació investigar cuando era muy niño, fueron los extraterrestres, el tema sencillamente me fascinaba, y leía muchos libros al respecto, era fascinante ver todas las categorías de extraterrestres, de las abducciones. Luego abandone este tema por cuestiones prácticas, los extraterrestres no estaban pagando mis servicios públicos y debía ocupar mi mente en solucionar mi vida. Hoy en día existen creencias fantásticas, maravillosas, que parecen de cine, teorías de la conspiración, un gobierno mundial que los manipula a todos, seres de luz que tienen un plan con la humanidad, y toda una clase de historias que me gusta leer para poder hacerme a mi propia opinión. El hecho es que la mente se emociona, la adrenalina se estimula con dichas historias que nos sacan de la rutina diaria, que estimula nuestros miedos y esperanzas, son tan buenas y fascinantes esas historias que a menos que vayas a la defensiva, no podrás evitar caer en ellas. La mente genera adicción a lo que le produce placer y cada vez pide más. Si dichas historias son verdad o mentira solo lo sabe en que lo vivió.

Las creencias también necesitan héroes y por eso hombres corrientes son elevados al nivel de genios, y hombres con muchas fragilidades y defectos son vistos como santos. Toda historia, cada una de las creencias tiene una especie de dioses, alguien que es más listo que todo el resto de la humanidad junta y pregona un mensaje que si es la verdad, mientras que todo lo demás es falso. Además dichas doctrinas pueden tener sus puntos frágiles; pero es vista como perfecta. Nuestra mente necesita que sea así, para de este modo poder aferrarnos a ello, con fuerza. Nadie se aferra a algo que no crea lo suficientemente bueno. Si vemos a alguien defender una teoría, habla de su líder como un dios, lo considera a él y a todo lo que piensa como verdadero, y por supuesto más listo que toda la humanidad habida y por haber junta.

4. La mente tiene miedos, se aferra a lo que considera mejor y niega aquello que lo amenaza.

Otra de las razones porque es difícil mantenerse imparcial, y tener pensamiento propio es el hecho de que nuestra mente necesita anclarse en un sistema de creencias, y una vez lo hace se vincula emocionalmente a ello, y por tanto lo defiende, lo fanatiza. Con el tiempo este sistema de creencias es la que forma nuestra vida, y todo lo demás puede verse como una amenaza.

Nadie le gusta escuchar cosas nuevas con atención, porque eso que escucha le puede hacer cambiar. Es difícil que alguien investigue con profundidad, porque si no tiene los suficientes argumentos e inteligencia, puede quedar atrapado en ello. Hace poco escuche a un cristiano, joven, inteligente, y con un conocimiento histórico bastante amplio, el cual le permitía argumentar de una manera increíble; sonaba tan coherente, tan lógico, que si una persona le escucha con atención y no tiene tantos argumentos como tiene este cristiano, no importa qué forma de pensar tenga, le puede hacer cambiar. Es por eso que muchos tratan de evitar profundizar en otras cosas y más bien se aferran a lo que ya conocen. El cambiar de creencias es cambiar de vida, y por ello la mente genera un sistema de defensa que le evite simpatizar con corrientes muy diferentes de lo que ya cree.  

Nadie puede basar su sistema de creencias en algo que considere peor que todo lo demás. Cuando creemos en algo es porque lo consideramos verdadero y mejor. Proclamar algo como verdad, necesariamente ubica a todo lo demás en el nivel de mentira. Además, la sensación  que sientes el tener la verdad, y que los demás están equivocados, da una sensación de poder, de autoridad, te consideras mejor, y de este modo alguien así trata de convertirse en una especie de guía para otros, porque tiene la verdad. Es muy común ver a las personas opinando de lo que es verdad y mentira en muchos lugares en internet.

5. El cerebro le gusta centralizar, integrar y asociar todo a un punto de vista.

Por naturaleza a la mente le gusta encontrar explicaciones,  asociar todo, completarlo. Por eso es que nos gustan mucho los puzzles, los juegos de estrategia, nuestra mente no puede evitar tratar de ordenas las cosas. La realidad que nos rodea, es un gran puzzle que nuestra mente debe de acomodar a nivel interno; pero no sabemos cómo acomodar cada pieza, y solo un sistema de creencias básico, nos indica las instrucciones para acomodar cada ficha.

La mente, cada nueva cosa la trata de acomodar dentro de ese sistema de creencias, cada nueva teoría es una pieza del puzzle, que se asocia a algo ya establecido. Por ejemplo un fanático religioso es capaz de explicar absolutamente todo con los versos de la biblia, un fanático de las teorías de la conspiración es capaz de explicar todo como una conspiración del gobierno de los Estados Unidos. En los últimos meses me ha dado por investigar estas teorías de la conspiración, y nuevo orden mundial, debido a uno de mis artículos anteriores sobre la guerra fría, el comunismo y capitalismo, y me parecía que debía incluirle este tema. Me pareció impresionante como estos teóricos son capaces de asociar el más mínimo gesto, color, forma de sentarse, y justificarlo todo dentro del esquema de la conspiración. De esto prefiero no opinar, porque como decía el cristiano que mencione antes,  el hecho de que nosotros no lo imaginemos, no lo hagamos, no quiere decir que otros no se lo imaginen, ni lo hagan, y este cristiano lo justificaba en las palabras de Hitler, en su libro: “mi lucha”.

Dentro de los sistemas más completos que diera explicación a todo, fue la cábala y su símbolo del árbol de la vida, y de hecho escribí un artículo sobre el árbol de la vida. La cábala se presume fue un conocimiento que Dios, entrego a Abraham y que fue transmitido de labios a oídos, durante mucho tiempo, solo las sociedades secretas tenían el verdadero conocimiento de la cábala. De joven me fascinaba leer la cábala, ya que tiene una manera de explicar absolutamente todo, los dioses, las ciencias, las conductas humanas, dentro de un solo símbolo. Es por esta explicación que les digo que uno puede asociar todo con todo; y solo ve las cosas desde ese angulo.

La mente tiende a completar lo que no conoce con otros preconceptos. Es decir que si usted no entiende algo, no lo conoce, simplemente rellena esos espacios vacios con cosas que usted ya conoce. Por ejemplo imagine todo este párrafo escrito sin la parte de arriba de las letras, incluso de esa manera usted es capaz de leer lo escrito, porque el propio cerebro se encarga de complementar lo que falta. Muchas de las cosas que vemos, las interpretamos de manera incompleta, y lo rellenos con información que ya tenemos, sin tener idea si el resto que nos falta averiguar si guarda relación con lo que imaginamos.

6. Un solo paradigma elevado puede cambiarlo todo, aunque todo se vea normal.

Decimos aquí en Colombia, no es lo mismo una pelota negra que una negra en pelota, una coma puede cambiar todo el sentido de una oración, una omisión de un hecho puede hacer cambiar todo el sentido a una historia. De ese modo un solo concepto errado puede cambiar absolutamente todo, aunque el contexto parezca igual.

Un psicópata, un asesino, un loco, puede ser alguien normal, te puedes sentar a hablar con él, y todo lo que diga puede ser muy coherente, y sin embargo ser capaz de matarte sin ningún reparo, algo así como el doctor Hannibal Lecter. No necesariamente loco es aquel que se mete los dedos a la boca y se saca las babas. Muchos líderes políticos, religiosos, y representantes de cualquier creencia, pueden estar completamente locos, pueden ser psicópatas y se pueden ver de lo más normal, pero sus teorías que se ven solidas y coherentes, son ampliamente aceptadas por muchos, pueden ocasionar mucho daño, y hacer que cosas monstruosas se vean de lo más normal. Uno de estos ejemplos aparte del de Hitler, fue el Charles Manson, un criminal de pacotilla, jalador de carros, encerrado varias veces en la cárcel, y que después de la última vez que salió formo un grupo llamado la familia, el cual haría que sus seguidores cometieran toda clase de crímenes en serie, muy atroces, entre esos el asesinato de la esposa del director de cine, Roman Polanski. Al ser encerrado por última vez Mason dijo: "Tarde o temprano la voluntad de Dios se impondrá sobre todos vosotros, y a mí me condenasteis por ser la voluntad de Dios", "Hace mucho tiempo la palabra "loco" significaba algo... Ahora todos están locos". Es muy curioso que este criminal es serie, tenga mucho fanáticos alrededor del mundo, entre ellos conocidos estrellas de rock.

Lo que quiero decir con esto, es que por más solida que pueda ser una teoría, una sola fibra mal encajada puede distorsionar todo. La mente una vez es atraído hacia una creencia no es capaz de discernir acerca de ella, no hay una autocritica, ni tampoco distinguir bien las cosas. Muchas teorías nos pueden atraer en un inicio, y una vez en ella será difícil no estar de acuerdo muchas otras cosas que viéndolas con cabeza fría, y desde un punto lejano, pueden ser absurdas.

Conclusión.

Todo lo que podamos pensar acerca de lo que nos rodea, todo lo que sepamos, a la larga no son más que ideas particulares en nuestra mente. No hay verdad absoluta, ni líder absolutamente sabio, porque al igual que cualquier ser humano, interpreta las cosas como cualquier otro humano. Los libros que leemos son escritos por personas con tantos problemas de interpretación como nosotros. Toda doctrina no es más que un aporte  y las conclusiones particulares de alguien, es porque haya tenido la oportunidad de pensar en cosas que alguien normalmente no tiene el tiempo para pensar. Es simplemente un aporte que tantos  hombres que han vivido en este mundo y vivirán han hecho a la especie humana, unos aportes son más útiles que otros para nuestra vida y propósitos particulares.

La sensación que da cuando estás seguro que vas a morir (algo que viví hace muchos años), es impresionante, te das de cuenta que no sabes absolutamente nada, por más teorías maravillosas que tengas en tu mente, por más que creas haber encontrado la verdad. Que ese conocimiento no te sirve ahora, porque realmente no sabes que te vas a encontrar al otro lado, vas a desaparecer en ese instante, y te das de cuenta lo poco que hiciste para hacerte feliz y solucionar tu vida, que pudo haber sido un instante muy corto lo que viviste.

Por eso como gran conclusión y recomendación, es que enfoques tu fuerza en solucionar tu vida, en hacer realidad tus sueños, y una vez lo logres, si te da tiempo, soluciona la vida de los que puedas, haz obras que sirvan a los que vienen después, no necesitas inventar la máquina del tiempo, si no hacer cosas útiles; pero no desde el mundo de las teorías, si no desde los hechos. Las teorías y todas tus creencias son respetables, creas en lo que creas, ten fe en ello, porque es la forma en que te nace relacionarte con aquello que esta por encima de ti, y es desconocido, y respeta a los demás.

Si te gusto el artículo; entonces da Like, y disfruto los nuevos escritos siguiéndonos por correo o redes sociales.  

Foto vía: Joel Dinda

31 agosto 2014

El influencia de las energías en los pensamientos y decisiones.

El tema de las energías es un tema bastante denso que hay que verlo desde varias perspectivas. De donde surgen, como fueron tratados en los pueblos antiguos donde creían en la magia, como se entiende en esta era de los computadores, y finalmente como influencian la personalidad y afectan la conducta, es de lo que hablaremos hoy.

Esa máquina avanzada que es el organismo humano.

La ciencia ha avanzado mucho, y llegará el momento en que sea capaz de replicar a un ser humano. Con los avances de la inteligencia artificial, y la robótica, hemos visto replicas que se parecen a seres humanos con algunas funciones muy parecidas. Deberíamos suponer que si una inteligencia superior construye a un robot; entonces una inteligencia superior debería de programar y construir al ser humano o por lo menos debería de estar detrás de todos los mecanismos y leyes que permiten la evolución biológica de una hormiga, planta y demás seres.

La ciencia todavía está muy lejos de construir a un ser humano, empezando porque somos seres orgánicos, somos capaces de procrearnos y además el hecho de que dicho organismo crece, y su crecimiento se detiene en determinado momento, y no solo el ser humano sino cada forma de vida. Por otra parte el sistema nervioso encargado de recoger información del mundo exterior y del propio organismo; analiza y ejecuta respuestas, y lo procesa de manera diferente a una máquina; porque las maquinas tienen separadas la memoria, el procesador y el cableado que comunica partes, mientras que en el sistema nervioso las encargadas de todo este proceso son las neuronas que se conectan por sus propias prolongaciones.

Se dice que los seres son un compuesto de 3 partes: Materia, Energía y Consciencia. Las máquinas son materia, metal básicamente y funcionan con energía eléctrica.  Los animales tienen una materia orgánica, y una energía psíquica. Pero los seres humanos son los únicos que poseen consciencia.  La consciencia de las cosas es algo que todavía no somos capaces de replicar, y que puede estar bajo unas leyes que el ser humano ni la ciencia por el momento no es capaz de entender.  Se dice que la materia no crea ni se destruye, si no que se transforma, y entonces ¿qué sucede con las pensamientos como formas de energía?, si no se destruyen, ¿en que se transforman?. El artículo de hoy habla de las energías.

El pensamiento y las energías.

Las máquinas pueden enviar información y ordenes a larga distancia a través de tecnologías como el WIFI; por ejemplo hace sonar música en unos parlantes que se encuentran en otra parte sin ningún cable. Debemos pensar que si elementos tan básicos como las máquinas son capaces de comunicarse sin la necesidad de cables; entonces algo tan avanzado como el organismo pueda ejercer procesos muchísimos más avanzados y que todavía no hay maneras de medir.

El pensamiento funciona a través de impulsos eléctricos. Debido a su propia naturaleza eléctrica; estos al igual que los datos deberían tener la capacidad de viajar y llegar a otros destinos sin necesidad de cables. Deberíamos de pensar de estos pensamientos en términos de partículas subatómicas que guardan cierta cantidad de datos, y que en si mismo son entes que pueden crecer y tener forma propia. Tal y como existen otras formas orgánicas, en el mundo de los pensamientos pueden haber otras formas de pensamiento.

La energía es la fuerza invisible detrás del movimiento de una máquina. Si el mundo visible donde vemos la materia, todo es orgánico; entonces debe haber otro mundo sutil subatómico donde se mueven cosas sutiles como los pensamientos. Además el pensamiento al ser más sutil e interconectar todo el cuerpo debería encontrarse en otra esfera más sutil y moverse en dichas esfera. Es por eso que los antiguos a falta de términos como el átomo, mundo subatómico, decidieron referirse a estos como cuerpo mental, y mundo mental. También hablaron del cuerpo astral y mundo astral para referirse a la esfera donde se mueven las emociones. Todo esto estaba muy documentado en los antiguos tiempos; pero el mundo cristiano y la inquisición acabo con todo vestigio de civilización antigua.

Las formas de pensamientos en el mundo astral (Termino antiguo relacionado con las emociones)

Los pensamientos con cierta carga emocional se asocian y forman por así decirlo cuerpos mentales, que se condensan y adquieren más forma entre más asociados estén a emociones. Dichas formas mentales pueden llegar a tener “vida propia” alimentándose de formas de pensamiento más sutiles y de la misma naturaleza. Cuando hablo en estos términos es para darle un entendimiento más claro, pero pensemos que son solo mecanismos y comportamientos de ciertas formas de energía, propios del mundo subatómico y de naturaleza subconsciente, que reaccionan más no razonan. En los antiguos tiempos estas formas subconscientes y subatómicas eran conocidas por otros nombres.  

Algunas de estas formas de pensamiento son reconocidas por cualquiera, por ejemplo los incubos (demonio masculino que se posa sobre victima femenina para tener relaciones mientras duerme) y los súcubos (demonio con forma de mujer que seduce a hombres en sueños). Lo cierto es que diversas formas de pensamiento se alimentan de los vicios de ciertas personas. Hay formas de pensamiento que se acercan e influencian a los borrachos, y de esta manera dichas formas mentales al propiciar ciertos pensamientos y conductas, se alimentan de ello, y de ahí es donde surgen cosas como las llamadas posesiones, donde un pensamiento no es nuestro y nos hace actuar en un sentido u otro. Si bien muchas pasiones no son más que comportamientos automáticos que ejecuta el cerebro, su correspondiente energético, estaría relacionado con estas formas de pensamiento.


Existen otras entidades de este mundo astral y son los egregor, que son energías mentales que soportan una idea, el cual se nutre de la energía mental de las personas con un mismo ideal, y pueden llegar a cierto grado de condensación en la medida de las pasiones. Por ejemplo una iglesia cristiana que lanzan cantos de alabanza tiene su propio egregor que se alimenta de tales oraciones y puede incluso llegarles a hacer “milagros”. También puede haber otros egregor  que se alimenta de las pasiones en un partido de futbol, otros que son alimentados por ideales políticos. Sus formas mentales están relacionadas con la naturaleza de los pensamientos que las forman, si son pensamientos de violencia, entonces su imagen es agresiva.

Dioses antiguos, magias y hechicerías.
















Muchos egrégores fueron formados por las oraciones y creencias de las  mismas religiones los cuales se alimentan de la fe de sus seguidores, cada uno de los dioses de las mitologías se alimentan de las oraciones de quien le invocan y actúan en ese sentido.

Los grimorios de la antigüedad, los hechizos, encantamientos; son energías mentales con cierto propósito que se alimentan de quienes los usan. Miremos por ejemplo un conjuro que cualquiera puede leer en el gran grimorio del papa Honorio: “Yo Te conjuro, Antigua Serpiente, por el Juez de los vivos y de los muertos, por el Hacedor del mundo, por aquel que tiene la potestad en enviarte al averno; y te mando que sin demora te marches con todas tus obras y maleficios, de este siervo de Dios”. En otra parte del grimorio vemos un ritual, "Antes de empezar la evocación deberán barrer y allanar el sitio escogido para que te sea fácil el trazado de los círculos. Tomaras un gallo de alas y cola grises y completamente negro del pecho y bajo vientre, y con el cuchillo de mango blanco lo degollarás”.

Estas prácticas eran muy conocidas en la antigüedad y su sabiduría solo estaba al alcance de las abadías y por eso los que más sabían de estas magias antiguas y paganas eran los sacerdotes. Ya habíamos dichos en artículos anteriores que todos estos rituales mágicos su único propósito era concentrar la energía mental, y ayudaba a dar “más confianza” en los resultados a quien lo hacía. Siendo la fe la base de todo hechizo.

La influencia de las formas de pensamiento en el comportamiento, y sobre la buena suerte y mala suerte.

Existían hechiceros dedicados a estos artes antiguos, quienes hacían todo tipo de maleficios, maldiciones y sortilegios, los cuales invocaban dichas formas mentales o incluso las creaban, para de esta manera, ser dirigidas a alguien. Estas formas de pensamiento se adhieren al maldecido, el cual, inocente de lo que pasa empieza a ser influenciado por dicha forma mental y termina transformándolo en el carácter original de esa maldición. 

De la misma manera esto sucede en la vida diaria. Por ejemplo cuando vemos a alguien y no esperamos nada de él; entonces dicha energía, junto con otros que piensen parecido, se adhiere al cuerpo mental, haciendo que esta persona sin querer empiece a cometer errores, debido a un inseguridad que no sabe de dónde proviene, y si el mismo calificara lo que le sucede; entonces diría que tiene mala suerte. Del mismo modo a alguien afortunado le sale todo bien a la primera, el confía en sí mismo y los demás también, y por tanto no hay ningún obstáculo o energía que le pueda perturbar, y dicen que tiene buena suerte.

Las formas mentales se adhieren al cuerpo mental (seguimos hablando en los términos de la antigüedad) y de allí empieza a influenciar la mente. Por ejemplo un engendro de estos en una persona deprimida se adhiere y empieza a tener ideas de suicidio, lo cual gradualmente se convierte en una fuerte idea que termina por ejecutar. Estas formas mentales se alimentan de ese modo y son atraídas por los pensamientos de personas proclives a cometer dichos actos. Una persona con malas energías está repleta de estas formas mentales pervertidas, y puede ser rechazada por una persona que tenga buenas energías, o un aura limpia (otro termino de la antigüedad). Por otra parte, una persona en ambientes pesados, puede ser influenciada a pensar de la misma forma. Estas formas mentales hacen que permanezcamos años en ciertos ambientes sin salir de él, porque siempre pensamos de la misma manera y nunca se nos ocurren ideas diferentes. Hay pensamientos tan fuertes que no somos nosotros mismos, somos como demonios, cuando estamos poseídos por la ira, por el miedo, por la lujuria. Durante la edad media, eran muy comunes las posesiones y también los exorcismos.  De ahí que alguien con una debilidad mental y siendo un buen hombre; mata a otro, viola a otro, aun con la consciencia de que eso es malo. 

Defensa psíquica para liberarse de hechizos, malas energías y formas mentales.

Todo el mundo es influenciable a esto, dado que en las condiciones de vida normal, nadie vive prevenido de esto, y dichos pensamientos pasan desapercibidos y se piensan que son propios. Y como he dicho en otros artículos; bendita ignorancia para las personas de fe ciega, ya que de verdad la fe mueve montañas, en esta diré bendito escepticismo, porque un escéptico no le pasan nunca este tipo de cosas; porque toda su pensamiento y energía los rechaza, mientras que un supersticioso, miedoso y crédulo, es proclive a atraer estas energías. El escepticismo ha quitado mucha fuerza a todas estas formas mentales, y la ha concentrado en el propio hombre, que es finalmente donde debe de estar. 

Por mucho tiempo todos los tipos de magia elemental, talismánica y ritual, fueron usados para crear o liberarse de tales energías. Hoy en día tales tipos de ritos ya no son necesarios, como ya lo hablamos en nuestro artículo: “Como el conocimiento de los antiguos se convirtió en la nueva era”. El hecho es que para defenderse de este tipo de pensamientos lo mejor es separar espacios de tiempo para fijar y repetirse a si mismo sus metas. Este tipo de pensamiento fijo, evita que otro tipo de energías se le adhieran.

Para las personas que son víctimas de este tipo de energía, les recomiendo que se lean algunos libros relacionados que les pueden ayudar. “Autodefensa psíquica” de Dion Fortune, “El gran arcano del ocultismo develado” de Eliphas Levi, “el arte de la verdadera curación” de Israel Regardie. Lo importante es que no separe su pensamiento de lo que quiere lograr, y si debe dedicar 2 horas diarias a fijar su pensamiento; entonces hágalo. Recomiendo leer mi artículo, “Claves para enfrentar una enfermedad”.

Si te gusto este artículo, seguro te va a gustar: “técnicas de meditación para quien no lo ha logrado”. Si aprendiste algo; entonces da Like y disfruta los nuevos artículos siguiéndonos en redes sociales.

24 agosto 2014

Errores de la personalidad que no puedes cometer al hacer emprendimiento o el liderazgo de un negocio.


Más que una buena idea de negocio y dinero para emprender, se necesita no cometer errores que hacen que todo proyecto se desborone desde adentro, porque un líder y un emprendedor no puede ser alguien común, debe tener unas características, un talento y habilidad, para que los retos y la competencia no lo ahoguen antes de tiempo y así no perder la motivación y el dinero.  Sobre esos errores de la personalidad y de cómo lidiar con ellos, es lo que vamos a hablar hoy.

1. Un líder o emprendedor irritable.

La serenidad es una de las principales cualidades de un líder. El mantener la compostura en momentos de crisis es sinónimo de fortaleza, quienes le siguen verán que dicha persona tiene todo bajo control, que sabe lo que hace. Cuando un líder enfurece porque las cosas no han salido bien, genera desconfianza en los seguidores, y muchos empezarán a buscar empleo en otra parte, y no es para nada conveniente estar cambiando de empleado.

Si estas emprendiendo un proyecto para hacerte independiente, no puedes frustrarte con facilidad, porque cuando haces un negocio; en el papel todo se ve fácil; pero no has tenido en cuenta una cantidad de variables que aparecen en el camino, con el que perderás dinero, con el que te abandonarán; porque del público no sabes cómo responderá, y por qué no eres un genio que todo lo sabes. Una mente ofuscada no puede ver el camino, ni encontrará soluciones.
Si eres una persona que se irrita con facilidad, te invito a leer mi artículo 10 claves para mantener la serenidad en momentos de crisis, donde encontraras varias ideas para mantener tranquilo.

2. Un líder o emprendedor impulsivo y ansioso.

La impulsividad es el opio del emprendimiento, es poco probable que una persona impulsiva prospere en un negocio. En los años 60, un sociólogo realizo unos experimentos, les ofreció a unos niños un dulce en ese momento o dos dulces si podían esperar 15 minutos sin comérselo. Años después localizaron a los niños del experimento y descubrieron que quienes fueron capaces de aguantar los 15 minutos eran adultos sanos y con más dinero, mientras que los niños impulsivos, que no resistieron la tentación y se comieron el dulce, tenían problemas de sobrepeso, no tenían relaciones estables y ganaban poco dinero.

Es impulsiva la persona que se le ocurre una idea, y la tiene que realizar ya, o que quiso comprar algo, y lo quiere comprar de una vez. No mide las consecuencias, no se detiene antes de tiempo, no mira si es posible. Una persona impulsiva al menor fracaso puede salir corriendo, o puede hacer perder todo el dinero en un impulso de algo que le entusiasmo.
Si eres de una persona impulsiva, te recomiendo lee mi artículo sobre  el control sobre conductas impulsivas.  

3. Un líder o emprendedor que procrastina las proyectos y tareas importantes.

Procrastinar es la actitud de evadir las cosas que requieren esfuerzo y siempre dejarlas para más tarde. Esta se convierte en una forma de vida, en la que pasa gran tiempo distraído, y ya en el último momento se dedica a hacer lo que debe de hacer. Un procrastinador, es una persona que da prioridad a lo que le gusta, y le da placer. Respecto a aquellas cosas que requieren esfuerzo, sacrificio, que es molesto, que es incomodo, difícil de realizar, o que no le genera una ganancia económica,  lo aplaza na y otra vez, y solo lo pone atención cuando ya le genera una presión, cuando ya es el último momento, o hay amenaza o peligro.

Un emprendedor fanático de la diversión, del chat, de la rumba, de los vídeo juegos, y que de un momento a otro cambie a un estilo de vida que requiere sacrificar estos placeres para hacer una y otra vez algo que no le genera un estimulo, la tiene difícil para triunfar, a no ser que se dedique exclusivamente a algo que le genera una pasión, y que otras personas se encarguen de la logística, del mercadeo que está relacionado con el negocio y que puede no ser placentero.

Si eres un procrastinado te invito a leer el artículo: “factores inconscientes que producen ansiedad”.

4. Un líder o emprendedor que le falta palabra.

Tener palabra es muy importante en un negocio. Que la palabra hablada sea como una escritura. Una persona que está acostumbrada a decir una cosa y luego dice otra, aquel que promete y no cumple, con el tiempo nadie le cree, es como si no hubiera dicho nada, y por eso todo el mundo le retira el apoyo. La credibilidad es lo más importante en los negocios, ya que para progresar se necesita respaldo, alianzas, y si usted genera una imagen de que no cumple; entonces en algún momento no va a contar con ayuda en dinero, ni en favores.

Como es de bueno contar con alguien que es preciso en el horario, que uno sabe que si dijo algo, puede contar con ello por más descabellado que parezca, que uno puede incluso dejar su futuro en sus manos y no va a haber peligro. Por eso te invito a leer uno de mis artículos más populares: La importancia de tener palabra.  

5. Un líder o emprendedor que no hace coaching personal a empleados.

El coaching es una disciplina por el cual se facilita el desarrollo de cierto potencial, con el coaching podrás conocer la gestión de tiempo, gestión de conflictos, y gestión de hábitos, para así optimizar rendimiento y alcanzar objetivos coherentes. Básicamente es conocer la situación actual, mirar el objetivo principal, descubrir fortalezas, debilidades y errores, definir acciones posibles y establecer un compromiso para lograrlo.

Es importante que un líder aprenda a hacer coaching a sus empleados. No se puede mejorar aquello que no se mide, es importante tener claro el funcionamiento de cada uno de los aspectos, una vez lo tiene claro; debe proceder a aplicar los correctivos. Pregunte porque fallo, y luego pregunte a que se compromete para lograr el objetivo. El medir a un empleado solamente por cumplir unos resultados, y no mirar que puede haber detrás de las fallas, hace concluir de manera errónea que se necesita más presión o que debe cambiar de empleado.

Si eres un emprendedor debes estar constantemente midiéndote. La mejor manera de medirte a ti mismo, son los resultados, estos no engañan. Revisa que decisiones te llevaron la actual situación, que te motivo a hacerlo, y revisa si lo vuelves a hacer o no. No le eches la culpa de tu fracaso al gobierno, a la falta de oportunidades, a la mala suerte. Un hombre inteligente y talentoso siempre puede salir adelante. Para reforzar este punto te invito a leer: “factores subconscientes detrás de la falta de resultados”.

6. Un líder o emprendedor que no está motivado ni sabe motivar.

Es muy terrible saber que hay algo que no entiendes, o que cometiste un error, o no alcanzaste a terminar, y sientes temor de ir a donde tú jefe. Sabes que si vas, te va a decir que no si no eres capaz, que si ya no te lo había explicado, que en que perdió tanto tiempo; entonces sientes la necesidad de ocultar cosas, de dejar las cosas a medias y que por encima se vean bien, y así el trabajo no es de calidad ni durable, sino que será algo que cumple con su función en principio, y después traerá problemas.

Un verdadero líder es quien ante el error dice, que fue lo que no entendiste y te lo explico de nuevo, si puede ayudarte en algo, si te falta algo. Piensa en ti como persona, y no como un instrumento que está fallando. Te dice tus errores no para hacerte sentir tonto, si no para mejorar. Un líder sabe motivar no en base a falsas promesas de dinero, ni a ilusiones; sino desde tus capacidades y de lo que puedes llegar a dar.

Por otra parte un emprendedor que no está motivado, mantiene a todo momento aburrido, y transmite esa mala energía a todos los demás. Si no eres capaz de mantener la chispa encendida, si eres de tendencia negativa, es poco probable que un proyecto pueda llegar a evolucionar. La mente y el pensamiento deben de actuar a favor, y no en contra, que el mundo te apague; pero no seas tú, tu propio enemigo con tu negatividad. Para mantener motivado debe aprender a tener pequeños triunfos y metas muy claras. Para completar este punto te invito leer 4 fuerzas a tu alcance para superar crisis.

7. Un líder o emprendedor que le echa la culpa de los malos resultados a los demás.

Un verdadero líder conoce el potencial humano de cada empleado, sabe donde ubicarlo y sabe que no le puede poner a hacer, al fin y al cabo el líder selecciona con quien quiere trabajar y para que lo necesita. Si la orquesta suena mal, es porque el director no supo coordinar esfuerzos para que trabajaran alineados. Al fallar, el mal líder empieza a echarle la culpa a los demás, empieza a cambiar personal, a tratar a la gente de inepta. Un verdadero líder es el que saca el pecho, y asume toda la responsabilidad, y no sé esconde como cobarde detrás de sus subalternos.

Todo lo que ocurre es en base a las circunstancias que nosotros hemos generado debido a nuestras decisiones. Un líder elije donde quiere estar, donde hay ganancias para él, y se aleja de los lugares que no le aportan nada. Dificultades siempre habrán, incluso al nacer el bebe experimenta dificultad, el niño que empieza a caminar tiene dificultad, y no empiezan a decir que no puede caminar que porque las piernas están débiles, que es muy joven y ese tipo de escusas. Un verdadero líder y emprendedor, reconoce sus limitaciones y las del ambiente que le rodea y en base a ello saca el mejor provecho. Dice la frase:”no busques el momento perfecto, solo haz el momento perfecto”. Un emprendedor aprende a sacarle provecho a cada oportunidad. Te invito a leer “claves para desarrollar inteligencia en la vida diaria”.

8. Un líder o emprendedor, que pone toda la carga a los demás y además esta menos capacitado.

Una cosa es un líder y otra cosa es un dueño que invierte dinero en un negocio. Tal inversor solo pone el dinero y espera resultados; y otra cosa muy distinta es un líder que está al frente de un proyecto. Quien está al frente debe dar ejemplo con su trabajo, debe de inspirar con su determinación y talento. Somos animales por naturaleza, y al entrar en una manada, en una tribu, buscamos ese macho alfa de actitudes excepcionales, que es más fuerte que todos, que sabe lo que hace, que enfrenta los peligros y protege a su tribu. Un verdadero líder trabaja más duro, y además está mucho más capacitado que todos los demás.

El que emprende un proyecto será mejor que sea bastante bueno en eso que hace, que este seguro que para su talento no hay competencia; porque si invierte su esfuerzo en algo que es medianamente bueno porque tiene algo de dinero, entonces puede fracasar, porque la competencia tiene más dinero, lleva años de experiencia y reconocimiento por parte del público, así que debes de ser el triple de bueno de lo que son los demás. Sin talento, sin disciplina, ni todo el dinero del mundo, ni la mejor idea original, lo puede salvar, porque desde adentro todo se agrieta. Te invito a leer el artículo, 10 potenciales que debe desarrollar un emprendedor.

9. Un líder o emprendedor, que se llena de cosas que no puede abarcar.

Las raíces de muchos de nuestros problemas es la de abarcar cosas que no somos capaces de enfrentar. Mire un niño, sus preocupaciones y ambiciones no pasan del alimento, del refugio. Cuando el niño crece, empieza a deseas muchas cosas más, y por conseguirlo se mete en toda clase de compromisos. Son esos compromisos los que finalmente ahogan a una persona. Usted no se preocupa de algo en lo que no está involucrado. Si se metió en un compromiso demasiado grande, o en muchos compromisos que no tiene fuerzas para lidiarlos, será esta la razón de su infelicidad.

No sabemos ir en la medida de nuestras capacidad, por ansiosos abarcamos más; entonces hay vienen los grandes prestamos en el que apuestan todo el futuro, viene invertir en unos nuevos mercados porque cree que la idea es revolucionaria y quizás no es capaz de atender tanta demanda o a nadie le interesa, viene el comprar muchos equipos de última tecnología y estos finalmente no sirven. Es un error meterse en algo que no está preparado. Consiga en la medida que usted de unos resultados, haga en la medida de sus capacidades.  

10. Un líder o emprendedor desordenado, que no es estable y no sigue un plan de negocios.

Aparte de usted tener una idea de negocios, debe desarrollar un plan de negocios, el cual debe de seguir por un tiempo. Los cambios son el peor enemigo de un negocio, ya que los cambios implican aprendizaje, práctica y dominio de algo, lo cual se lleva un buen tiempo. Cuando dentro de su organización usted introduce muchas ideas novedosas,  destruye toda la infraestructura, y tiene que volver a construir desde cero. El cambio es destruir unos procesos y desarrollar uno nuevo.

Empleados nuevos, herramientas nuevas, métodos de trabajo, ideas nuevas, se deben de introducir de a uno, cada cierto tiempo según lo planeado. Quien hoy tiene planteado un modelo de negocio, y ya mañana implementa otro y luego otro por miedo al fracaso, corre el riesgo de no forjar bases solidas y se puede derrumbar en cualquier momento. Es mejor llevar una idea hasta su fin. Si la inicio, termínela; pero no se puede acostumbra a dejar las cosas iniciadas. No se puede llenar de una cantidad de cosas mordisqueadas. 

¿Estás preparado para ser un emprendedor y un líder?

Si eres un líder o un emprendedor, que tiene todas estas anteriores fallas; entonces deberías plantearte seriamente si quieres emprender un proyecto, hay que ser realista, y más bien por un tiempo seguir de trabajando lo básico y desarrollar habilidades antes de ir a la guerraDe todas maneras, no te niegues la oportunidad de emprender y liderar, porque el solo hecho de hacerlo te enriquece como ser humano, y desarrollas talentos que no es posible de otra forma. De hecho el emprendimiento es una de las variables que puede romper esa resistencia al cambio.

¿Conoces algún otro error que un líder no puede cometer?, hazlo saber en los comentarios. Déjanos ideas para unos próximos artículos, y síguenos en redes sociales o correo para disfrutar los nuevo.

Si aprendiste algo, entonces da Like y comparte para que más personas lo encuentren. 

Foto vía: Adamgrabek