23 noviembre 2014

5 claves para liberarse de la pereza, el agotamiento, ansiedad, angustia o estrés.

superar ansiedad, estrés y agotamiento

Sabemos la importancia de la buena disposición para hacer las cosas, y además hacer las cosas bien. Sin esto, nuestra vida es gris, es molesta, y siempre la vamos a sentir como una carga, fuera del hecho de que en vez de estar construyendo, nos estaremos destruyendo.  

El propósito de este artículo es dar unas claves para siempre tener un buen animo, disposición y estar libre de ansiedad o angustia.  

1. Vas a tener que liberarte de una cantidad de cosas.  

Como siempre lo digo en mis artículos, la razón por la que vida se convierte en una carga, es porque estamos llenos de responsabilidades, muchas más de las que somos capaces de enfrentar. Estas no solo agotan a nivel físico si no a nivel mental, ya que tantas cosas perturban la mente. 

Con tanta cosa en la cabeza, la mente se confunde, se estresa, siempre estará inquieta y llena de ansiedad, que nos paraliza y no sabremos por donde empezar. Cuando la mente no esta liviana, le es difícil ver las cosas con claridad, lo único que ve son problemas, y además le será difícil tomar decisiones.  

Desprenderse de las cosas, es algo en lo que no nos sentamos a reflexionar; pero hay que hacerlo, debemos de decirnos: "esto no va más, esto no me esta aportando nada". Hacer esto es importante para tener éxito, como ya lo hablamos en el artículo: ¿porque es importante tener éxito?. Hay cosas que te perturban mucho, por ejemplo las noticias, todos los años te enojas con los del gobierno, y ellos no hacen nada y tu tampoco, o por ejemplo ciertas amistades, que después de que hablas, quedas todo indispuesto, o algunos vicios que lo único que consumen son tiempo.  

2. Es Preferible descansar más tiempo, que hacer las cosas agotado.  

El cuerpo es una maquina, la cual necesita energía para funcionar, si usted le pone más carga de la que puede aguantar, entonces se funde, se agota, se enferma. Cuando usted siente sueño, pereza, agotamiento; su cuerpo le esta enviando una señal a la cual debe de poner atención, lo más prudente es descansar.  

Cuando usted sienta estrés, agotamiento o ansiedad; es señal de que su mente esta internamente confundida, enfrentada a situaciones que no sabe como solucionar. Deténgase, y relájese. Separe un espacio de su tiempo para calmar su mente, respire lenta y profundamente hasta que se detenga ese torbellino de pensamientos, no se deje absorber ni manipular por la situación, piense que con tanta preocupación no va a solucionar nada, más bien piense en una solución, en lo que va a hacer, y hágalo.  

El descanso es muy importante, nos hemos acostumbrado a vivir un estilo de vida en el que es normal el estrés y el agotamiento. Eso genera mucha ansiedad, el cuerpo buscará grandes dosis de placer, de relajación y entretenimiento, para compensar el agotamiento y el ofuscamiento. Esa es la razón por la que usted se interrumpe tanto para mirar el Facebook, para ir a comer algo, busca algo que no sabe que es, y es que usted esta ansioso porque su mente esta atiborrada de cosas.  

3. Tu cuerpo y tu mente necesitan mantenimiento.  

Nos acordamos del cuerpo cuando esta enfermo y de la mente ni siquiera nos preocupamos. Como todo los mecanismo, estos tiene ciertos modos de usarse, y también hay que brindarles un mantenimiento. Parecemos zombis caminando descontroladamente hacia aquellas cosas que en algún momento nos produce algún deseo. Es normal el estrés y nada que unas pastillas para dormir no solucione, es normal alguna que otra molestia en la espalda, y nada que un costoso spa no pueda arreglar.  

Se que son cosas que todo el mundo lo sabe, sobre el deporte y la meditación; pero como todavía no somos ansíanos que no podemos caminar, todavía no nos ha dado un paro cardiaco, y pues al fin y al cabo el cuerpo es de gente superficial, y somos muy espirituales y humildes como para dar tiempo a la vanidad. Por otra parte eso de la meditación es para ingenuos que creen en esas cosas orientales. Bueno, siga pensando eso, es su vida, y el hecho que usted crea que el gimnasio es de superficiales, y la meditación es de ingenuos, no hará que dejen de cumplir su función, el mundo seguirá, y usted quien sabe.  

La mente es un mecanismo con fallos, no suele preocuparle las consecuencias. Comemos descontroladamente, llenamos la mente de cosas que afectan el estado de animo y la salud mental. Si nos pasa algo grave, tenemos un "buen" y costoso sistema de salud, y si nos estamos volviendo locos, vamos al psicólogo...Un momento, ¡yo jamás me volvería loco!... un momento, ¿un loco tendría la cordura para calificar y aceptar su locura?. El hecho que alguien a quien encuentres diga buenas tardes y hasta luego, no quiere decir que este cuerdo, y hay quienes ni saludan.  

4. Obligue a su cuerpo y a su mente, luche contra los hábitos.  

Hemos hablado de la importancia del descanso y la relajación, pero como el cuerpo es tan moldeable, y se envicia con tanta facilidad a lo que le brinde bienestar; entonces muchas veces las ganas de relajarse, el no querer enfrentar responsabilidades es un vicio.  

Su cuerpo se a acostumbrado a trabajar sin ganas, a medias, lenta y perezosamente, nada como explayarse en la silla. La mente también se vuelve perezosa, no nos gusta pensar, nada de preocupaciones, mejor es el whatsapp, comer un paquete de papitas, mejor procrastinar todas las labores para el último momento, cuando ya nos presionen, y que importa que quede a medias. De esto hablamos ampliamente en el artículo: "factores inconscientes que producen ansiedad y hacen comer las uñas" 

Lo primero es aceptar que se tiene un problema, y lo siguiente es forzar al cuerpo a que trabaje con ganas, y a la mente a concentrarse. Cuando trabaje, de lo mejor de sí, y haga lo que mejor pueda, y cuando descanse, hágalo completamente hasta que su cuerpo y mente quede satisfecha. No trate de descansar cuando trabaja, y no se preocupe cuando descansa. En un principio hacer esto es difícil, debe de enfrentarse a su propia mente, como lo hablamos en nuestra artículo: "Las excusas inconsicientes de la mente para no hacer las cosas".  

5. Luche contra la atrofia.  

Su cuerpo y su mente es un mecanismo al servicio de la consciencia y la voluntad, que tienen como función realizar una propositivo. Usted no piense en su cuerpo y mente como algo que usted debe de alimentar y entretener. Estos son vehículos para desarrollar toda su potencialidad y propósitos.  

Siempre y en todo momento tenga algo porque luchar, algo que lo motive, porque desde el momento que usted dejar de estar motivado; entonces usted no sabe que hacer con su vida, se dedica a embuchar su cuerpo, y a llenar su mente de superficialidad y de ideas que no son suyas. De este modo todas las capacidades de su mente y todas las habilidades del cuerpo se atrofian, se degeneran, y sin habilidades ¿que podrá aportar y conseguir?  

Pocas cosas en este mundo son importantes y realmente necesarias. Debería dejar de preocuparse por tanta cosa que no vale la pena, y ocuparse de cosas que si debe de hacer y que están relacionadas con sus sueños. El optimizar su mente y desarrollar habilidades en el cuerpo, es el mejor bien para su vida y para los genes que dejara a sus hijos; pues usted quiere que nazcan inteligentes y saludables, ¿Verdad? 

Conclusión.  

Debe de tomarse en serio el tema del estrés, la ansiedad y la salud de su cuerpo. Porque las cosas cuando no tienden a mejorar, entonces empeoran, y realmente usted se tiene solo a usted mismo, lo otros tienen sus problemas y antes necesitan ayuda. En el solo hecho de liberarse de tantas cosas que no te aportan, y dedicarte a lo que puede cambiar tu vida, esta la clave. Piénsalo! 

Si te gusto el artículo, entonces like, y subscríbete; semanalmente publicamos artículos relacionados. 

Foto vía: ankor

03 noviembre 2014

19 claves para superar cualquier vicio o adicción.

superar adicción y enfrentar vicio.

Los vicios son hábitos que no podemos controlar, y que nos puede destruir sino le frenamos a tiempo. Un hábito plenamente normal puede volverse perjudicial en tanto este nos controle a nosotros, nos afecte la salud o atente contra los demás. El propósito de este artículo es dar a conocer unas prácticas específicas para superar vicios sencillos y comunes como el cigarrillo, el alcohol, el comer demasiado, y también adicciones desbastadores como las drogas y otros hábitos más extremos que lleven a una persona a hacer actos desesperados. En general este artículo ayuda a controlar aspectos de la personalidad sobre los cuales no tenemos control.

Como enfrentar las situaciones que producen un mal hábito.

1. Identificar la actividad base que propicia el vicio, para reemplazarla.

Muchas veces no es el vicio en si el que hay que controlar, ya que este solo es una consecuencia, hay una acción, un hábito que le acompaña y que desencadena el vicio. Observe que hace antes de producir el mal hábito, y analice si puede dejar de hacerlo. Sin una acción anterior al vicio, no puede venir consecuentemente el vicio.

Detrás del cigarrillo hay un café, si consigue otra compañía para el café, puede ser más fácil abandonar el vicio de fumar. Detrás de su adicción al Facebook, esta el acceso a Internet, si no consigue Internet no hay tal adición, vaya a un café Internet para tareas específicas. Detrás de sus llegadas tarde a la empresa, hay una actividad que lo consume mucho tiempo, usted llega tarde porque pierde mucho tiempo buscando la ropa; entonces puede solucionarlo escogiendo la ropa antes de acostarse. Si eres adicto a las drogas, quizás son tus amigos los que te impulsan a ello, sin esos amigos no puede haber adicción. Son ejemplos muy simples, pero la idea es ser consciente de que a veces pensamos que solucionar algo es muy difícil, cuando es que estamos enfocando nuestra fuerza a donde no es. 
 
Siempre hay una acción antes del vicio como tal, si puede evitar esa acción antes del vicio; entonces podrá dejar el mal hábito. Piense que antecede a su vicio, y en lo posible evite hacerlo, y si no puede evitarlo; entonces empiece haciendo una actividad que contrarreste el vicio, y de las cuales hablaremos en este artículo. 

2. Evitar situaciones que cultivan vicios.

El estrés, el aburrimiento, la soledad, la falta de ocupación, son situaciones que cultivan toda clase de vicios y adicciones, y debería evitarlas. Si usted está aburrido en su casa, y debido a nuestra naturaleza inconsciente de siempre buscar el placer; entonces no le queda más remedio que hacer algo divertido, placentero y que generalmente envicia. Estos vicios pueden nacer de situaciones muy sencillas que no tienen nada de perjudicial; pero por su naturaleza de entretenimiento puede generar una adicción. Hablemos de un chat como el  Whatsapp, que es algo completamente normal, todos necesitamos comunicarnos; pero cuando ya no podemos soltarlo y dejamos las responsabilidades al lado; entonces ya eres un adicto.

Para evitar la soledad, busque una actividad que reemplace su tiempo de ocio; como un curso, un voluntariado, un deporte. La falta de ocupación la soluciona con definir las acciones que debe realizar en el día. Si usted es capaz de plantear una serie de actividades para el día, entonces no dará tiempo al desocupamiento. El estrés es algo que no debe dejar avanzar y por eso en lo posible haga deporte o asista a clases de Yoga. Si es difícil estar en casa y no tienes a donde ir, entonces ve a una biblioteca a aprender algo nuevo,  lleva tu Tablet. Incluso si no quieres una biblioteca, puedes ir a cualquier parque con tu móvil, y llevas algún vídeo de algo que quieras aprender. No importa que esos desconocidos del parque vean que vas a diario, es mejor a tener que estar luchando con un vicio. 

Aprende a ser productivo, cuando estas ocupado no hay espacio para el vicio, mientras que el que no tiene nada que hacer, su pensamiento se llena de toda clase de fantasías, deseos y obscuridades que en algún momento influye en sus decisiones. Todo lo quieto esta muerto, mire por ejemplo un agua estancada, sin el movimiento se pudre, un electrodoméstico que sin uso se oxida, una madera vieja que nadie usa se llena de toda clase de insectos. Del mismo modo el ser humano que mantiene sin hacer nada, es fácilmente víctima de toda clase de pensamientos degenerados, de fantasías y deseos bizarros, y para evitarlo debería de estar bastante ocupado. 

3. Abandonar actividades que llevan asociaciones mentales que inducen al mal hábito.

El vicio parte de una idea que le sustente. Hay creencias, paradigmas, y también impresiones mentales que producen ese vicio. Basta tan solo un pensamiento que recuerde el vicio para que usted caiga en él. Un libro, un programa de televisión, un objeto en casa, y muchas cosas que nos asocian ciertos pensamientos.

Usted era un adicto al juego, a las máquinas traga-monedas, hace rato lo abandono y está leyendo en Internet noticias y de un momento a otro salta una publicidad de un casino; entonces en su mente genera curiosidad, y quiere mirar si eso por Internet funciona de la misma manera, se inscribe por curiosidad tal vez no es con dinero de verdad, y resulta que es su mente que lentamente lo va llevando al vicio. Usted está tratando de controlar sus ataques de ira, está leyendo un libro, y alguno de los personajes se destaca por ser un hombre agresivo, es alguien con poder, temido y respetado, y usted empieza a pensar que la agresividad le da poder, y este sutil pensamiento justificará y hará que no se detenga en un próximo ataque de ira.

No deje que su mente se alimente de cosas que propician un mal hábito, ellas gradualmente le van transformando el pensamiento y lo acercan lentamente al mal hábito, tan pronto usted vea algo que lo asocie al vicio, es mejor que abandone de inmediato esa actividad y haga otra cosa. Cuando usted vea que hay una idea que persiste en su mente para complacer el vicio, es mejor que se detenga, suspenda toda actividad y trate de llevar a su mente a un estado libre de ansiedad, de relajación, de esta manera se asegura que en su mente no queda ningún rastro de ese deseo. Porque si ese idea continúa en su mente, entonces tarde que temprano usted lo hará. 

4. Ser consciente de los hábitos y la mecanicidad.

Cuando usted lleva mucho tiempo haciendo algo, no es consciente de ello; porque esa actividad ha pasado al subconsciente y surge de manera espontanea sin que usted lo quiera.

Usted tiene el vicio de comerse las uñas y no necesita pensar en ello, usted simplemente lo hace, incluso hay veces que ni sabe que lo está haciendo. Primero identifique cuando sucede, y en la medida que usted lo identifica será más fácil controlarlo.

Es quizás esta parte la más difícil, controlar y superar un hábito como el de comer uñas, que lleva haciendo desde niño. Lo supera en la medida de que es consciente de que esta sucediendo. Debe de aprender a identificar todas las posibles situaciones que le hacen surgir ese hábito de manera mecánica, y una vez los identifique será mucho más fácil controlarlo. La mejor manera de controlar algo que surge de manera inconsciente, es dándonos de cuenta de como surge, y luego generando otro mecanismo que lo reemplace. Si puede separar un espacio en la mañana, para ver las situaciones en las que surge el vicio, y luego sugestionarse de que lo va a superar, entonces puede vencer esa fuerza mecánica. Es como prepararse con anterioridad para el combate, si usted ya sabe a que va a enfrentar y como, entonces lo podrá vencer. 

5. Controlar el impulso hacia la satisfacción inmediata del placer.

Nuestra vida es gris, monótona, y el vicio es quizás la única cosa divertida que nos brinda placer a lo largo de una existencia carente de emociones, y en muchos casos infeliz. Abandonar algo que lo hace sentir bien y feliz, es muy difícil, puede sentir que la vida no tiene sentido.

Usted hace tiempo dejo el vicio de tomar una coca-cola, algo que en muchas personas esta dejando una fuerte adicción, y sabemos lo perjudicial que es la coca-cola en exceso, que mancha la piel y los dientes, deja caer el cabello, etc. Por otra parte la coca-cola tiene un fuerte mensaje asociado a la felicidad, y por tanto en momentos de ansiedad de manera inconsciente, puede ser la solución a los problemas. En un momento de estrés, no puedes evitar sentirte mal, necesitas algo que le haga sentir bien, que le salve de esa situación, estas triste, eres infeliz, necesitas la felicidad ahora, nada como una refrescante lata de gaseosa, fría, deliciosa, y lo necesitas ahora, la tomas, que deliciosa es, no sabes cuando la extrañabas, debes ir por otra ahora, ya lo hiciste de nuevo, qué más da.

Esa medicina, esa sensación de placer es algo que hace tan difícil abandonar el vicio. Usted debe de hacerse a la idea que esa sensación es capaz de controlarla, es como cualquier sensación, hambre, sueño, cansancio, y es tan fácil controlarla como cualquier sensación. Porque si no lo controla ahora, dentro de media hora vuelves a sentir las ganas, y a más satisfacción más adicción, y a mayor resistencia más fácil abandonar, solo debes de resistir unas cuantas veces más. 3 veces o 3 días o 3 semanas, y esto será suficiente para no volver a sentir esa fuerte sensación. Por supuesto como esa sensación llevas satisfaciéndola por años, entonces para poder resistir, debes de prepararte con anterioridad, ya que esas fuertes sensaciones con el solo pensamiento no es fácil de controlar, y por tanto usted de ante mano debe de generar una senzación de rechazo hacia ese vicio, con las técnicas que veremos en otros puntos. En la medida de que con anterioridad preparas una respuesta emocional contraria a esa sensación; entonces es más fácil superarlo. 

6. ¿Ahora qué hago?, suplir la sensación de vacío que queda del vicio.

El vicio consume más de la mitad del tiempo, un vicio se puede convertir en algo que hacemos la mayor parte de nuestra vida. Cuando se deja el mal hábito, queda como la mitad del tiempo libre, y no se sabe que hacer con tanto tiempo. Lo peor de todo es que todas las opciones para hacer, no son tan divertidas como el vicio.

Tienes una adicción a los videojuegos o eres un adicto al cine, a las series (eres seriefilo).  Llegas cansado de la oficina, estas de vacaciones, tan solo debes prender la televisión, y ahí tienes ese mundo de placer. Si no puedes prender la televisión, ¿qué te pones a hacer?, ninguna otra cosa te apetece, ¿entonces que te puedes poner a hacer?. Leer libros es muy aburrido, solo queda lavar la losa, pero eso no es divertido.

Debes encontrar en que ocupar todo ese tiempo; pero tampoco lo reemplaces por otra adicción negativa. Las adicciones son compensaciones de placer que necesita nuestro cuerpo, es decir que si nuestra vida es triste, no somos felices, nos sentimos solos; entonces nuestro cuerpo de manera natural nos pide altas dosis de placer, de disfrute, y esa es la razón de la adicción, si solucionáramos muchos de esos conflictos internos, no seríamos tan adictos. Desarrolle actividades que le den felicidad, que le suban la autoestima, y que le aporten bastante a su vida, de esta manera gradualmente va mejorando su psicología, su estado de animo, y ya no dependerá tanto del vicio para ser feliz. Ojala usted tomara la costumbre de no terminar un día sin hacer algo productivo o importante, de esta manera pese al vicio, usted avanzará en su vida, y estos logros le servirán para contrarrestar los perjuicios del vicio. Hay muchas actividades que le puede aportar mucho a su vida, debe de mirar que le gusta aparte del vicio y que le pueda aportar. Por ejemplo practicar un arte marcial, ir a piscina, montar bicicleta, aprender a tocar un instrumento musical, aprender a pintar, aprender magia, aprender a hacer figuras con papel o lo que te llame la atención. 

7. Enfrentarse al engaño de si mismo cuando quieres hacerlo. 

El vicio se encuentra en niveles muy profundos del subconsciente, lleva años manipulando nuestra mente para lograr su satisfacción, y por tanto conoce todos nuestros mecanismos internos inconscientes para manipularnos. No pensemos que es una persona que se sienta a pensar, si no que es un mecanismo que hace uso de otros mecanismos para su satisfacción. El hecho es que todos los argumentos que nosotros tengamos del vicio en incluso lo que pensemos de la vida lo usará para lograr satisfacerse. El más común de todos los auto engaños, es que lo harás la última vez. 

El mejor ejemplo de este caso es el vicio del cigarrillo, que en lo particular no le veo nada de malo, si lo es cuando es una adicción. La mente sale con una cantidad de argumentos que es difícil rechazar después de todo, tu abuela fumaba, eso no mata a nadie, te mantiene delgado y no deja crecer barriga, además estimula la creatividad, y te hace una persona más cool, que te integra con muchas personas. Respecto al licor, que decir, para divertirte debes beber, y si no lo haces, pasas por aburrido, te quedas mirando como todo el mundo se integra, porque al fin y al cabo, el beber es de personas libres de esquemas, maduros, que hacen lo que quieren. Con todos estos argumentos y muchos más que ni imaginamos, el subconsciente sale a la defensa del vicio, haciendo casi imposible dejar un vicio.

Cuando el autoengaño empiece a surgir en la mente, y todas las justificaciones del mundo, debes de tener muy claro que has tomado una decisión de dejar el vicio, y de que tu no cambias de decisión, y que fue una decisión muy consciente, que no eres una persona que no te dejas manipular por nada, por un momento, sabes lo que quieres y lo logras. De nada sirve tomar una decisión si al rato cambias de parecer, y tu has decidido abandonar el vicio, y no vas a ceder. Además la acción es ahora y no después, no hay una última vez, no hay un momento más, la decisión fue tomada y ya no hay marcha atrás. En el momento que tu dices un momento más, en ese instante el vicio te ha engañado, y nunca serás capaz de dejarlo, no hay un último momento, el momento de abandonar es ahora.

8. El efecto invisible del hábito. 

La rutina hace que con el tiempo todo se vea normal. Antes de tu hacer algo prohibido, lo miras de la distancia, lo juzgas, como hacemos con tantas cosas en este mundo; pero una vez cedemos a algo, nos sentimos inicialmente culpables, y luego lo veremos de lo más normal.

En alguno de mis artículos, alguien comento que tenía el vicio incontrolable de cortarse la piel con unas cuchillas, y que cada vez era más incontrolable. Seguro que es una persona como cualquiera que vemos en la calle, que no sabemos que obscuras pasiones tenga, y esta persona a caído presa de uno de estos extraños vicios. Hay muchas personas con ciertos inicios masoquistas, que sienten placer al dolor. Esta idea pudo haber rondado su mente y en algún momento le dio por experimentar, se sintió extraño, seguro fue algo muy bizarro, no quiso volver a hacerlo, pero luego dijo que una vez más. El hecho es que después de estar haciendo esto un tiempo, el cuerpo se acostumbra, y ya deja de generar tanto repudio, incluso puede formar parte de la vida como el cepillarse, y solo se le pone cuidado cuando ha destruido completamente la vida.

La mejor manera de enfrentar los vicios, es que no dejes de pensar que son cosas raras, que la gente normal no hace, y que tu eres normal, inteligente, fuerte, y que no puedes caer más bajo que cualquiera y destruir tu vida de esa manera. No te puedes dejar llevar por cosas extrañas, debes conservar la dignidad y la cordura, y debes hacer todo lo imposible por conservarte como alguien digno, el orgullo en estos casos es importante, no puedes permitir que un vicio te lleve a niveles de ridículo  de burla, humillación, de depravación, de autodestrucción, de agresión, que empiezas a ver como normal tan pronto estas bien hundido en el vicio, y sea como sea deberás evitar caer más bajo. Siempre que pienses en el vicio, entonces que a tu mente venga el recuerdo de que es extraño, es bizarro, y que tu no aceptas en tu vida ese tipo de cosas.   

Claves para abandonar un mal hábito.

9. Controle y distraiga el pensamiento raíz.

Toda acción surge a partir del pensamiento. Un solo pensamiento desencadena, una serie de emociones y acciones. Si ese pensamiento no está; entonces no puede haber manera de generar esa mala costumbre.

Usted está en una fiesta con sus amigos, sale a la calle, empieza a pensar que tiene frío, y empieza a recordar como el encender un buen cigarro es una gran combinación para el frío, recuerda aquella rumba en la que fue con su amiga que ya no está, y fumaron unos cigarrillos que ella había traído de otro país. Su mente empieza a recrear y a pensar en cosas, y cuando menos lo piensas, has empezado a fumar. Cuando usted tenía frió y trajo a su mente el cigarrillo, en ese momento debió de haber cortado la recreación mental, debió de haber respirado profundamente, para calmar la mente, debió de haber entrado rápidamente al sitio donde estaban sus amigos.

La clave está en olvidarse del vicio, si no hay nada que lo recuerde, entonces no hay acciones. Controlar ese tipo de pensamientos es tan fácil como ponerse a pensar o hacer otra cosa. Tan pronto haya un sutil pensamiento que puede desencadenar una serie de emociones relacionados al mal hábito, entonces lo hará sin remedio. Mejor piense en otro cosa, levántese, haga unas cuantas flexiones pecho, dese un baño, hágase un sándwich, juegue un videojuego, llame a un amigo, y haga cualquier cosa hasta que se le olvide ese pensamiento. Si es capaz de definir una actividad que siempre va a hacer cuando el vicio lo ataque, entonces será mucho mejor. Con el tiempo de estar practicando esto, ese pensamiento semilla, no tendrá oportunidad de sembrarse, porque siempre lo esquivas, y porque siempre encuentras algo diferente para hacer. 

10. Respiración para relajarse y evitar la ansiedad que lleva al vicio incontrolable.


Muchos hemos escuchado que antes de dejarse llevar por la rabia, antes de hablar de más respecto a lo que le dijo una persona, es mejor respirar y contar hasta diez. Si este truco es capaz de detener algo tan fuerte como es una ira, que es un instinto primario, entonces puede controlar y detener cualquier vicio.

Usted es una persona de carácter, es una persona orgullosa, se esfuerza por hacer las cosas bien, alguien le ha dicho que su trabajo no es eficiente, es mucho tiempo para tan pocos resultados, su orgullo a sido herido, esa persona que es de lejos el mejor, lo humillado delante de sus amigos, le ha dicho incapaz, y en usted surge una rabia a medida que recuerdas las veces que le pediste ayuda porque no entendías, y no te ayudo. No puedes controlar tu rabia, tu ira; no te importa nada, quieres golpearle, así sea que te quedes sin trabajo. Un momento, respira hondo y profundo, cuenta hasta 10, y piensa en las consecuencias.

Tan pronto tu sientas el pensamiento que va a desencadenar esa emoción que te lleva a hacer cosas que no quieres; entonces respira profundo y cuenta hasta 10, mientras piensas el porque debes de controlarte.

11. Pensar en las consecuencias.

Muchas veces alimentamos un vicio por años por la sencilla razón que es más lo que pensamos en la satisfacción que nos da, en la falta que nos hace, en como es de difícil abandonar, y no pensamos mucho en las consecuencias que nos trae en la vida.

Usted es una persona alcohólica, tiene el incontrolable vicio de beber todos los días, todo empezó como una manera de suplir el estrés por la pérdida del trabajo. En poco tiempo te gastaste todo el dinero de la liquidación, empezaste a golpear a tu esposa para enfocar tu frustración. Ahora tu esposa te abandono, no tienes trabajo, no tienes dinero, y el alcohol destruyo tu vida. Si en algún momento pudieras volver el tiempo atrás no lo harías, te duele haber perdido todo. No lo pensaste bien, no te detuviste a tiempo. Ahora tienes una nueva oportunidad, no la desaproveches.

El problema con el vicio, es que no pensamos lo suficientemente en lo que puede ocurrir si seguimos por ese camino. Cuando usted es consciente de todo el panorama que sucede si sigues por ese camino; entonces te da temor, sientes miedo, sientes tristeza. Muchas veces actuamos y hablamos sin pensar, si nos tomáramos la labor de medir todas las consecuencias que se vienen con ello, de como nos puede cambiar la vida ese solo acto, si nos vemos a nosotros dentro de 5 años, de todo lo que podemos perder; entonces haríamos todo lo posible por evitar tal situación. Tu no quieres fracasar, tu no quieres ser esclavo del vicio, a ti te da temor eso, y como no quieres caer en ello, entonces te esfuerzas para no estar allí. No quieres verte sin dinero, no quieres lastimas a tus seres queridos, no quieres ser una carga para los demás, no quieres perjudicar tu vida, y como no quieres nada de eso, entonces te esfuerzas con todas las fuerzas de tu ser, todo pensamiento, todo sentimiento, y toda acción que harás, será para no verte en esa situación. 

12. Tenga una meta y un propósito por el cual luchar.

La motivación de lograr algo, es quizás el mejor motor para que un ser humano abandone muchas cosas y quiera hacer otras tantas. Usted debe de tener un propósito en la vida, algo que quiere tener o ser, el cual conseguirá por hacer una serie de actividades. En la medida que usted se obsesione con esa meta, y la tenga clara, en esa medida sentirá deseos de hacerlo.

Has aumentado muchos kilos en los últimos meses, comes mucho, tu cuerpo empezó a cambiar, tu salud se empezó a perjudicar, te cuesta respirar, y el médico te dijo que dejaras de comer tanto. Todo empezó porque tu marido te abandono y empezaste a comer mucho para combatir la depresión. Te han recomendado ir al gimnasio para mejorar tu condición física, tu figura, para subir la autoestima, y para superar la depresión. Quieres dejar de comer tanto, te da miedo que tu condición física empeore, no quieres engordar más, sientes ansiedad por la situación, quieres comer algo, ese delicioso yogur en la nevera esta a tu alcance. Un momento, debes resistir un poco más, mejor toma algo de agua. A veces las ganas de comer es solo el cuerpo pidiendo algo de agua, y este deseo aumenta con la ansiedad. Hagamos algo, si vas al gimnasio, entonces compensarás lo que te comas, y gradualmente cuando empiezas a ver resultados, te vas llenando de motivación para dejar de comer tanto. El que peca y reza empata, si comes mucho, has el doble de ejercicios. Los vicios son debilidad, si eres capaz de hacer una actividad que te haga sentir fuerte, seguro, y te da triunfos; entonces dedícale más tiempo, porque esto será una fuerza que te haga superarte como ser humano, y no necesites tanto de un vicio para sentirte feliz. Lo que no puedes hacer es tener un vicio, deprimirte por tal motivo, y luego no hacer nada. Todo vicio se contrapone a una virtud, si practicas la virtud paralelamente al vicio, entonces lo vas a superar. Si sufres de ira, practica un arte marcial, si eres adicto a las drogas, practica un deporte, si eres adicto al Facebook, entonces has un esfuerzo y escribe artículos en un blog. 

Visualiza mucho tu meta, recuérdelo una y otra vez, entre más lo recuerdes más fácil será controlarte. Los pensamientos de ansiedad y vació serán reemplazados por el disfrute de aquel triunfo. Ojala puedas pasar mucho tiempo pensando en el triunfo, en la recompensa de tu esfuerzo, en lo cerca que estás, en lo que vas a obtener, y esto hará que cada vez vayas a caer en la tentación, tengas una fuerza adicional para no hacerlo. Si quieres estar junto a un ser querido, tus padres, tus hijos, tu esposa; entonces mira y siente como pasas momentos felices junto a ellos, si quieres tener tu negocio, entonces imagina como te va de bien, como eres exitoso en ello, y si es respecto al vicio, entonces visualiza tu vida sin el vicio, de como te has liberado de él, como es de buena la vida. Del mismo modo que un enamorado pasa horas enteras pensando en la persona de su deseo, en como se ríe, en como le fascina su rostro; entonces del mismo modo debes enamorarte de la vida que quieres vivir, pasar largas horas imaginando cada detalle y de como te fascina ello. Entre más pienses en las situaciones que quieres vivir, más conexiones neuronales se hacen, mas se ancla en el subconsciente, más influencia tus decisiones, y más fácil es de que suceda. 

13. Genere un sentimiento de rechazo hacia el vicio.

Muchos vicios se sostienen porque pensamos que no son tan malos, y por ahí el pensamiento se pega de ese pequeño hilo para armar toda una cantidad de escusas que no te dejan abandonar el vicio. Piensas: "Esto me está perjudicando, pero todo el mundo lo hace", ese solo pensamiento lo usará el vicio más adelante para que no lo abandones. Miremos por ejemplo el vicio de la masturbación, alguien puede querer abandonarlo; pero piensa que los psicólogos dicen que es una práctica muy normal, que es beneficioso, la gente comenta que tener eso mucho tiempo guardado hace que tal vez enfermes, así que no tienes porque dejarlo. Si bien la masturbación es una práctica beneficiosa para personas con pareja, incluso es un complemento para hacer unos juegos sexuales y generar más pasión, ya respecto a personas con problemas para relacionarse no es muy recomendable, ya que encontrará un reemplazo a esa necesidad natural de tener sexo, y con el tiempo desplazará esa necesidad, encontrando más placer en el vicio que en la realidad.

Para evitar que la mente encuentre el lado positivo a un vicio, entonces debe de hallar otro tipo de teorías al que aferrarse porque uno necesita argumentar todas sus acciones. Respecto al vicio de la masturbación, una buena teoría que puede reemplazar a la postura oficial de la psicología, es el tantrismo en medio oriente, que es una tradición de cientos de años, ellos promueven el no eyacular, y no masturbarse, como una forma de conservar ese brío, esas ganas para una próxima relación, incluso hay estrellas porno que practican tantrismo como medio para rendir más, y solo eyaculan en contadas ocaciones, incluso esto puede ayudar a superar la impotencia, porque las ganas siempre estarán ahí, y no llegas a un estado en el que se queden sin ganas. Es mejor tener como meta conservar las ganas, que no botar las ganas, te puede ayudar a rendir en una relación, ya que dejas de pensar en el cuerpo de una mujer como otra forma de masturbación, y sientes más deseo de disfrutar su cuerpo. Entonces teorías como el tantrismo merecen una mirada de un adicto a la masturbación. De hecho hay mujeres que no se masturban, y muchas mujeres no llegan a un orgasmo, ni eyaculan, y sabemos que las mujeres tienen en promedio mejor rendimiento. 

Repito que no le veo algo malo a la masturbación en ciertos contextos, y que por ejemplo cosas como algunas drogas, los juegos de mesa, y cosas por el estilo, me parecen divertidas si no envician; pero si tu eres adicto, o eres propenso a las adicciones, debes generar un pensamiento de total rechazo, cortar toda simpatía desde la raíz, porque mientras haya un sentimiento de aceptación, por allí siempre el vicio se va a aferrar para volver, sobre todo si este tiene mucha fuerza en ti. En tanto pienses que es beneficioso, te va a ser difícil superar el vicio. Es mejor que generes un pensamiento de rechazo hacia ese vicio, nada de justificaciones, ni de que tiene algo de positivo. Usted debe de tener una postura radical de rechazo al vicio, casi fanática. Mire por ejemplo un fanático, ni siquiera atienda a razones, ni a explicaciones, el simplemente lo rechaza, le parece malo, y por eso no tiene ningún contacto con ello, es ese el tipo de pensamiento que debemos de generar respecto a un vicio. Por ejemplo si eres un adicto a las drogas, deberías ser capaz de generar un completo rechazo, pensar que es malo. Igual al enamoramiento, el odio, el rechazo, es algo que también se alimenta, crece, y cuando es suficientemente fuerte, te hace insoportable algo, y no le puedes ni ver. Simplemente se trata de pensar todo lo posible en como no te agrada, en lo malo que es, en como destruye vidas, y de esta manera te desapasionas de algo que quizás te guste mucho.  

14. Programa tu mente positiva y superiormente.

El hecho de que un vicio te domine es porque crees firmemente que es difícil de superar, porque no tienes voluntad, porque siempre caes, y en general hay una programación mental hacia el fracaso que no ayuda en nada al momento de enfrentar el vicio.

Eres una persona adicta a dormir, a hacer pereza, no te gusta hacer nada, tanto esfuerzo es incomodo, solo quieres divertirte, procrastinas cualquier actividad, compromiso o tarea. Tienes el vicio de procrastinar, de aplazar las cosas, de dejar para lo último lo que implique esfuerzo. No pienses que tienes pereza; mejor piensa tienes ganas de hacer algo productivo, piensa que eres una persona con talento, inteligente, fuerte, y que no vas dejar que esta actitud de mala gana te perjudique tu vida, quieres esforzarte, eres unas persona que no gusta depender de los demás, eres independiente, no te gusta que otros te digan que hacer, quieres tener iniciativa, ser activo, ser una persona admirada por que es fuerte y tiene poder, debes actuar ya, ahora piensas que es fácil hacerlo, y lo haces. Si es posible repite en voz alta estos decretos, sugestiónate, y será mucho más efectivo. Estas frases te pueden ayudar a superar la procrastinación, y cualquier vicio. 

Cuando en medio de un vicio pensamos de forma superior, entonces el vicio pierde fuerza. Por ejemplo en medio de una ira, pensar que eres una persona inteligente y serena, y que debes actuar como tal, hará frenar mucho ese impulso de explotar. En momento de descontrol y de caer bajo, piensa que eres orgulloso y digno, que no te gusta rebajarte, que no te gusta pasar penas, que no te gusta que te tengan lastima, que lo que te gusta a ti es que te admiren. En momentos de debilidad piensa que te gusto mucho tener el poder, que te gusta controlar, que no te gusta ser débil, no te gusta la fragilidad, no te gusta rendirte, te gusta triunfar, te gusta el éxito, te gusta ganar. En momentos de soledad o espacios libres, sueña teniendo este tipo de virtudes, imagina como te sientes de bien, cuando eres alguien con poder, admirado, empieza a tomar el gusto por ello. Debes de descubrir que virtud te apasiona y úsala, por ejemplo si eres muy orgullo entonces apela a la dignidad, si te gusta llamar la atención apela al poder. 

15. Definir lo que hará en el día.

La razón de la fuerza de tantos vicios, es que actúan de manera inconsciente y automática. Al no ser consciente de ellos da la oportunidad de que aparezcan en el momento menos pensado, cuando estemos completamente desprevenidos.  Hay que volver a tomar el control, definiendo en qué momento vamos a satisfacer el vicio, y todas las actividades del día.

Supongamos que eres una adicta a las compras, sientes el incontrolable impulso de comprar cosas, no puedes evitar gastar todo tu dinero hasta quedar tu saldo en rojo y llena de deudas, para luego quedarte en casa sin un solo peso, esperando el proximo pago. La verdad no necesitas llenarte de tantas cosas para vivir bien, hay gente que solo necesita un rincón donde descansar y algo de alimento, así que el no tener ciertas cosas no tiene porque deprimirte. Tienes que elegir si preocuparte por el que dirán o solucionar tu vida. Lo otro es que la planificación es un aspecto inteligente del ser humano que debe ser aprovechado. Miremos las empresas, ellos al empezar el año, hacen un presupuesto de lo que pueden gastar, y que cosas necesitan, y se ajustan a ello. Debemos hacer lo mismo, tener claros respecto al dinero que hemos recibido, que vamos a gastar, que cosas necesitamos, y en que parte hay que recortar gastos, y finalmente guiarse por ese presupuesto. Respecto a los vicios, debemos nosotros de controlarlos, de ser capaz de decirles en que horario tienen permiso para actuar, y por cuanto tiempo. Define el dinero que te vas a gastar en el mes, en que momento y que cosas compraras. Ahora apliquemos al vicio del cigarrillo, elige en que horas del día vas a fumar. Por ejemplo haz el propósito de fumar cada dos horas, y si no eres capaz de cumplir, entonces hazlo cada media hora. 

También ayuda mucho que en las mañanas antes de levantarte, definir todas las tareas que vas a hacer a lo largo del día, de esta manera el vicio no te tomará por sorpresa y debes de adaptarte a la programación. Si logras hacer tal y como programaste, tendrás mucho éxito. Si no has alcanzado a programar tu día, y en el momento sientes la necesidad de ir hacia el vicio, entonces programa ahora lo que vas a hacer el resto de día. Trata de cumplir. Cuando tu tienes claro que es lo que quieres y como lo vas a lograr, es mucho más fácil de lograrlo.

16. Entrena tu voluntad.

La voluntad es una cualidad del espíritu, porque voluntad es libertad, es fuerza, es actividad y en general estar vivo. Sin voluntad no puedes llevar a cabo tus ideas, no haces nada y por tanto no recibes nada, y además no eres libre. La voluntad es algo que se entrena, que se desarrolla, y superar el vicio es el mayor ejemplo de desarrollo de la voluntad. Al principio siempre la voluntad es débil y necesitamos el apoyo de los demás, y por eso si puedes asistir a grupos donde te ayuden a superar tu adicción, entonces está bien para iniciar. Por otra parte si puedes estar ocupado haciendo actividades que no te den espacio para alimentar el vicio, entonces mejor, es decir, ocupa al máximo tu tiempo, para que el vicio no tenga la oportunidad de aparecer.

Por supuesto no toda tu vida vas a estar huyendo de hacerle frente al vicio, en algún momento lo debes enfrentar.  Supongamos que eres un adicto a la cocaína, a la mariguana, al éxtasis, o a tantas drogas que hay. Ante todo planta en tu mente la idea de que debes de resistir al menos una vez, es decir, si estas acostumbrado a hacerlo a diario, entonces este será un día en el que no lo harás, tienes ese reto, y si es muy difícil para ti, entonces al menos en la mañana no lo harás, y hazlo por un tiempo antes de aumentar la meta, si no eres capaz entonces vuelve a aumentar la dosis de consumo, a un nivel que si seas capaz de lograr, es decir disminuye el esfuerzo para enfrentar el vicio a un nivel que si seas capaz de cumplir. Lo importante es que en el tiempo que te retaste a no  hacerlo, no lo hagas, si es solo en la mañana, resiste, no importa que suceda en la tarde.  Lo más difícil siempre es empezar, deja de aplazar, decide el momento que lo harás, elije un reto que si puedas ganar, y no lo aplaces más. En este artículo hay muchas claves, elije una de ellas para aplicar, porque no lo puedes aplicar todo al mismo tiempo, ya que no tienes tanta voluntad. Lee todo el artículo, mira que puedes aplicar, elije una hora de mañana en la que lo puedes hacer, y hazlo. Si vas en caída libre hacia los infiernos de la adicción, resistir al menos un poco es el comienzo de la superación. 

A medida de que tú superas un vicio, te vas haciendo fuerte, te llenas de seguridad, tu vida cambia, serás una persona capaz de lograr muchas cosas, y el éxito estará a tu alcance. Superar un vicio es el mayor reto a nivel individual de un ser humano, y como diría buda: “Mejor que derrotar a mil hombres en mil batallas, es mejor la victoria sobre uno mismo”. No hay actividad más importante que superar ese vicio que te está destruyendo, así sea que en otros aspectos no logres mucho.  Si eres una persona que te puedes controlar, y superarte, dejarás de ser tan esclavo de las circunstancias y de tu subconsciente, y tendrás vía libre para desarrollar todas tus ideas. Porque al fin y al cabo, la vida se mide por la cantidad de acciones positivas que hagas, y pasar de hacer acciones autodestructivas a constructivas, cambiará tu vida para bien. Debes de ser consciente que si este vicio te vence, entonces cualquier cosa te vencerá; pero si superas este vicio, superaras cualquier cosa, porque es lo más difícil que te ha sucedido en la vida y te ha controlado, plantéalo como un reto personal, dale la seriedad que se merece, y pon toda tu mente, todo tu esfuerzo y todo tu tiempo en superarlo. Ten agallas, ten el coraje, el valor, la valentía, la fuerza para superarlo.  

17. Repetir una y otra vez .

Sabemos que el origen de las acciones son los pensamientos, usted no puede hacer algo que primero no haya ocurrido en la mente, así sea a nivel subconsciente. Miremos este sencillo ejemplo: Usted no se puede reír de un chiste que no se sabe, ni sentirse ofendido de algo que ya olvido. Todo surge en la mente y usted debe de tenerlo presente en la pantalla mental para poder reaccionar ante ello. El acordarse de lo que debemos hacer y olvidar lo que no debemos hacer es el principal problema. Tenemos muchas cosas pendientes por hacer, y se nos olvidan, y si no nos acordamos de lo que tenemos que hacer, entonces no lo hacemos. La clave para recordar es la repetición, y entre más  se repita, con el tiempo pasa al subconsciente y se hará de manera automática.

La recomendación es que si quieres tomar en serio esto de dejar el mal hábito, leas estas recomendaciones a diario, agrégalo a tus favoritos, y lee un punto cada día. Lo importante es que tu mente sepa que debe de hacerlo, llegará el momento que lo sabrás de memoria, y antes de caer víctima del vicio, empezarás a tener unos argumentos mentales que recordarás aplicar y te ayudarán a superarlo. Esto es súper fácil de hacer, no requiere tanto esfuerzo, solo es leer.  

No importa que caigas víctima del vicio, en tanto repitas las recomendaciones, y lo intentes día a día, esto hará impacto en tu subconsciente. Por ejemplo hay traumas que se sufre de niños, y solo vienen a impactar de adultos, y es porque ese pensamiento quedo registrado y busco las condiciones para manifestarse. Si tu siembras este tipo de pensamientos, y además lo repites, en algún momento dará su fruto. No puedes pretender que un vicio que has cultivado por años, lo dejes de un día para otro. Antes no tenías tantos argumentos para superar ese hábito, ahora tienes una cantidad de argumentos que le repites a tu mente, y que surgirán en tu ayuda cuando el vicio ataque. Entre más lo repitas estarás creando el poder de la sugestión. De hecho mi recomendación es agregar a favoritos el artículo, y tan pronto sientas el deseo, puedes leer alguno de los puntos. Esto es hacerle frente y no dejarse llevar. 

18. Creencia o fe, y también confianza en ti mismo.

Las creencias, son una fuerza incontrolable en el ser humano, por ellas una persona es capaz de matar a otra sin remordimiento y por ella también una persona puede controlar algo tan fuerte como un vicio. La creencia es una fuerza que es capaz de vencer a las emociones a la lógica y a todo. Muchos han pasado años en las drogas, han cometido toda clase de crímenes y han sido redimidos por el poder de la fe. Si hay un dios en el universo, considero que eso es una experiencia muy personal y creo que nadie está en la capacidad de analizar y entender a algo definitivamente superior a él. Es como si tu perro tratara de entenderte, no tiene capacidad. El hecho es que si tú tienes fe en un ser superior y perteneces a algún tipo de religión; entonces aprovecha esta fe, porque la fe es una puerta abierta para que llegue la ayuda. Es como cuando tú tienes una relación, si tú no confías en esa persona, la relación no dura. De cierta manera la palabra creer es crear. 

No soy religioso, pero debo dar crédito que muchas de estas religiones como las evangélicas o testigos de jehova han ayudado en la recuperación de drogadictos, alcohólicos y asesinos. Eso es algo que nadie les puede quitar, y si crees en Jesús puedes buscar ayuda en estas iglesias. Por otra parte si eres de mente abierta, puedes asistir a clases de Yoga, de meditación, y a los Hare Krishnas, ya que en sus filas realmente se puede encontrar la paz. Si son algo fanáticos es mejor, porque la fuerza del fanatismo es suficiente para contrarrestar una adicción.  Acércate, diles que necesitas ayuda, no tienes que confesar necesariamente tu adicción, y entre todos te ayudarán, jamas encontrarás en ninguna parte tanto apoyo y desinterés que en este tipo de comunidades. 

Si no crees en nada, entonces tendrás que hacer mucho esfuerzo de tu parte, porque estarás solo. Lo más importantes es la confianza en sí mismo. Si tú no crees en ti mismo, o no crees que lo puedas superar, entonces has sido derrotado antes de empezar. Debes de tener una confianza interna de que de alguna manera vas a encontrar la solución, debes de creer que si no has sido derrotado completamente y aun tienes ganas de luchar entonces es muy probable que tu venzas, mucha gente se supera a diario y tu también lo puedes hacer, has vencido muchas cosas en este mundo, tienes muchas capacidades naturales, y además ahora tienes mejores argumentos, así que puedes vencer con toda seguridad, estas lleno de confianza. El pensar de esta manera hará que tu cerebro inconscientemente busque una solución, realice nuevas conexiones neuronales y entonces en algún momento tome una decisión que cambia tu vida para bien.

19. Redireccione la corriente del placer, transforme. 

El placer es un impulso natural que sentimos hacia las cosas y que nos mueve hacia ello, solo a través del deseo de sentir placer por algo, es que no esforzamos. El problema con el vicio es que nos ofrece una satisfacción inmediata a ese deseo, cosa que no tiene los buenos hábitos, porque su placer es algo alejado en el tiempo y requiere dosis de sacrificio y displacer para lograrlo, si es que se logra. Pero hay una forma de tratar este tema, y es a través de la imaginación, ya que la mente no suele distinguir a nivel subconsciente, lo que es real, de aquello que imagina.

Todos tienen obscuros deseos, todos sienten algún placer culpable e inconfesable. Mire algo tan sencillo como una relación y lo fácil que es ser infiel. Tienes una mujer que te quiere, que te aporta bastante a tu vida, y además dos hijos para educar. Un día vez a su hermana en una tarde solitaria, y te produce toda clase de pensamientos, quieres dejarte llevar, con suerte y no la dejas embarazada, o no tomas una enfermedad, ni tu esposa se entera, o ella no le cuenta, piensas que nada de eso va a ocurrir. Piensas que quieres a tu esposa, y por eso te aguantas; pero ella esta de vacaciones, y su hermana viene a diario, quizás ya mañana no resistas, piensas que si ella no llega a venir de escote; entonces no le dirás nada... hoy es otro día, has aguantado por una semana, ya crees que lo has superado; pero sucede que hoy justamente vino de escote, que más da, será mejor rendirse, es una señal del destino... un momento, no puedes destruir en un segundo eso que has construido con tantos esfuerzo, además te gusta tu esposa todavía, la deseas, y piensas en los felices que han pasado...

Cuando se siente ese impulso y la corriente del placer se quiere dirigir hacia lugares que no son los más convenientes, usted debe de volver a conectar su mente y la corriente del placer, con aquello que usted sabe que debe de hacer. Usted debe de sentir placer por lo que debe de sentir placer, y debe de rechazar lo que debe de rechazar. Cuando hace lo contrario, es decir, siente placer por lo que no debe y rechaza lo que debe de acoger; entonces usted puede destruir su vida. Por eso es que hay que hacer las asociaciones correctas en la mente de manera consciente, y es tan fácil como pensarlo una y otra vez. Piense en porque debe de rechazar lo que debe de rechazar, y rechace, y porque debe de sentir atracción por lo que debe de sentir atracción, y sienta atracción. 

Conclusión

Lo más importante es tener muy identificado cuando surge el pensamiento del vicio, luego aprender a respirar profundamente hasta 10, mientras piensas en las consecuencias de dejarte llevar y de como eres capaz de controlar esa sensación como cualquier otra sensación que puedas sentir, y que solo debes resistir dos veces más, y que has tomado la decisión de que es lo que quieres en tu vida, que te dará poder y la felicidad. Luego es importante agregar a favoritos todo este argumento para leerlo y que tu mente pueda tenerlo en cuenta cuando el subconsciente trate de dar vía libre al vicio.

Si te gusto el artículo, da like, y si lo compartes recuerda citar este blog. Suscríbete para seguir leyendo lo nuevo que publicamos cada semana. 

Foto vía: Riot