17 enero 2015

El problema está en que nos olvidamos ejercitar la mente y las emociones, y de cómo alteramos su funcionamiento.


Todos sabemos lo que viene de la falta de uso de las cosas. En lo que se refiere a nuestra constitución, nuestros cambios de hábitos y forma de vivir, está afectando nuestros cuerpos, a los cuales solo ponemos atención cuando surge la alarma de dolor. Sobre cuáles son esas acciones que los agrede, es de lo que hablaremos hoy.

Se nos olvida fácilmente para que fue hecho el cuerpo físico y la mente.  

Cualquier cosa que usted compra en la vida, es porque tiene alguna utilidad, y así sea solo para decorar, usted debe de limpiar todos los días ese artículo, para que no pierda brillo. Respecto a la mente y las emociones, es algo todavía más complejo.

Empecemos por decir que el cuerpo físico es una herramienta hecha para moverse. Eso de quedarse sentado todo el día, el excesivo uso de la vista, no es algo para lo que el cuerpo fue hecho. Somos mamíferos que en su constitución tenían un cuerpo para perseguir y cazar grandes presas, para huir de los enemigos, y para alzar grandes pesos al construir nuevas herramientas. Es por eso que el sedentarismo es un tema bastante delicado.

La mente fue hecha para reflexionar y buscar soluciones al entorno que nos rodea. Nos distinguimos de los animales por nuestra capacidad de pensar, de planear, de generar estrategias. Hoy en día es algo muy difícil desarrollar estas habilidades de la mente, ya que hacemos toda clase de actividades pasivas que estimula la parte mecánica del cerebro y no lo ejercita. Actividades pasivas y en exceso como ver televisión, ver fotos en Facebook, son bastante agradables; pero no esfuerza la mente a pensar. Cada vez hay más actividades mecánicas en el trabajo, somos mas autómatas haciendo todos los días lo mismo, somos menos conscientes. Y cuando reaccionamos, es debido a nuestros impulsos. Como lo vimos en el artículo: “5 razones por las que la mente suele ser impulsiva”.

Nacimos para sentir, no somos robots frios, e insensibles. Un ser sin emociones da miedo. Necesitamos con mucha frecuencia, sentir placer sexual, sentir alegría, sentir amor, sentir orgullo, sentir el poder. Lo cual cada vez es más difícil de sentir porque no hay modo. El ritmo de vida acelerado, las múltiples responsabilidades, están evitando satisfacer nuestras necesidades emociones, y sin ellos nos volvemos aburridos y amargados. Son muy pocos los que tienen motivo para sentirse orgulloso de algo que hacen, cada vez son menos las cosas que nos dan verdadera alegría, y el sentimiento del amor, a veces no lo recibimos.

Las alarmas que te da tu mente cuando algo está fallando.

Todos sabemos que el organismo tiene unas alarmas cuando algo está fallando. Estas tempranas  señales debemos solucionar de manera inmediata.
Por ejemplo las alarmas del cuerpo son el dolor. Esos pequeños dolores a los que no ponemos cuidados, son la alarma temprana de que algo no anda bien. Hoy en día el dolor de espalda de columna, el dolor de estómago, el dolor de cabeza, son muy comunes y deberían ser solucionados. Por otra parte también está la gordura, su cuerpo le está diciendo, que hay algo que está siendo excesivo, porque el cuerpo no estaba preparado para comer más de lo que necesita.

La mente no puede sentir dolor, así que se manifiesta de otras maneras. La falta de memoria es una de ellas, y es que con el efecto google usted no necesita recordar nada, usted solo hace una consulta en el buscador. La falta de atención es otro problema, ya que en medio de tanta estimulación mental, de tanta información, el cuerpo pierda la capacidad de concentrarse en algo y de ahí tanto problema para culminar metas, cumplir la palabra. Otro problema es el de la estupidez, ya que la mente a falta de estar reflexionando, y llenándose de cosas que no le sirven al momento, entonces no tiene elementos para solucionar su vida diaria, y aportar soluciones al mundo que le rodea. Tenemos mucha capacidad e inteligencia para solucionar muchas cosas; pero no se nos ocurre nada, y cada día son más los conflictos en que nos metemos, las responsabilidades, que los que solucionamos. Por otra parte sabemos lo difícil que es pensar por nosotros mismos, como lo vimos en el artículo: “El cerebro no busca la verdad sino sobrevivir, y deberíamos hacer lo mismo”.

La emoción también tiene sus alarmas. Por supuesto el estrés es el más común. Deberíamos de poner atención a ello. También está la sensación de impotencia ante algo que consideras que te supera, y no hayas solución. La amargura es una clara señal de la falta de emociones que nos satisfagan. La depresión, el apego, las ganas de llamar la atención, son tan comunes, que creemos que son normales. Todas estas señales es muestra de que nos falta vivir, nos falta satisfacer la curiosidad, las experiencias nuevas, los retos y los logros.

Formas inconscientes de agredirte en tus emociones y físicamente.  

Los animales no sufren problemas de insomnio muchos duermen mientras el sol está oculto, el ser humano no respeta sus horas de sueño, no queriendo decir que duerma todo la noche, si debería respetar los horarios de descanso. No suelen haber animales con problemas de indigestión ellos mastican muy bien los alimentos, mientras que el ser humano debido a la falta de tiempo, no mastica, sino que traga. Esto genera una cantidad de problemas y el más común es la famosa barriga, si masticarás bien, no tendrías pansa, ya que no habría necesidad de almacenar todos esos alimentos no procesados por largo tiempo, y además no tendrías ulcera, ya que no habría necesidad de liberar grandes cantidades de ácidos para descomponerlos. Por otra parte el ser humano es el único animal, que es común que consuma alimentos podridos, alimentos sin vitamina, solo bagazos, y además en exceso, que después dan problemas de colon, de cálculos. Por otra parte las malas posiciones a las que sometes el cuerpo todo el día, esa forma de sentarte, de encorvar la columna para estar frente al computador, es algo que te causará problemas. Cabe también anotar que esa forma de forzar la vista, la poca luz, la falta de parpadeo frente a la pantalla, está acabando tu visión.

La mente es agredida de manera más notable. Estamos saturados de información, cada día llega a nuestra mente más y más información. El problema con la información es que al igual que los alimentos, el cuerpo los debe de procesar, es decir que todo aquello de lo que te enteras, debes de buscarle una utilidad, sacar unas conclusiones, ya que tú mente debe de saber cómo reaccionar ante ello, y con tanta información, no te da tiempo al buen juicio, solo a los prejuicios. Además toda esa nueva información, nos crea nuevas responsabilidades y necesidades que no sabíamos que existían, y que ahora nos vemos obligados a hacer, así sea que no estemos en la capacidad de lograrlo. La multitarea afecta mucho el desempeño, disminuye los niveles de atención. El escuchar música, chatear, hablar con el compañero, comer, mientras haces una labor, es algo que disminuye notablemente la calidad del trabajo y te perjudica a largo plazo, porque lo conviertes en una forma de vivir, y así llevarás tus asuntos también. Por otra parte está la información que no necesitas y que te afecta. De que te sirve saber todo lo que te dicen las noticias, las redes sociales, y mira todo el tiempo que le dedicas a saberlo, mientras que las cosas que te brindan ideas brillantes para solucionar tu vida, para lograr proyectos es más bien poco.

Las emociones son todavía mucho más complejas. La falta de tiempo y el exceso de información están quitando espacio a las emociones. Eso de sentarse a hablar en familia y compartir con los seres queridos, se está acortando y cada vez nos distanciamos más, dando esa sensación de soledad. Por otra parte la capacidad que desarrollamos de ignorar los sentimientos de otros, no le estamos poniendo atención a lo que sienten los que nos rodean, muy ocupados con el chat, y hace sentir esa falta de apoyo. Nos estamos llenando de emociones light, que no llenan los vacíos. Es más la obsesión que tenemos por saber cuántos Like recibe nuestra foto del Facebook, que lo que pensamos en solucionar nuestras tristezas, de buscar retos personales que nos llenen de orgullo. Por otra parte está la mala costumbre de cargar largo tiempo con emociones negativas. Es normal sentir temor, rabia, desesperación; cumplen su función en el organismo, lo que no es normal, es que lleves años odiando a alguien, meses deprimido porque algo no funciono; esa cara de angustia todo el día; ya supéralo, que el único perjudicado con cargar esas emociones eres tú, no te aporta nada.

Ejercicios para la mente, la emoción y el físico.  

Ya hemos dicho que el cuerpo fue hecho para moverse, para cazar presas, para cargar pesos. Dado la dificultad para encontrar una presa, y usted ya no le interesa perseguir un venado, entonces el cuerpo debería estar simulando esa actividad a través de actividades como la natación, el atletismo, el levantamiento de pesas, y en general lo que un gimnasio nos brinda. Las pausas activas en el trabajo, si mantienes mucho en el computador, es importante. Y debería ser un reto de año nuevo el aprender a masticar bien. Además tomar bastante agua, ya que como animales debemos de consumirla bastante, y a veces esa sensación de hambre es solo sed.

Respecto a la mente, deberíamos dedicar más tiempo a actividades activas que pasivas, media hora de televisión menos, de redes sociales, para desarrollar una nueva habilidad que estimule la memoria, la imaginación, la atención. Es preferible un vídeo juego, ya que enfrenta a la mente a nuevos retos. Lo otro es separar espacios para aprender cosas nuevas y útiles que puedas aplicar, esto hace que la mente se llene de argumentos que ante las dificultades de la vida, sepa cómo solucionarlas. Por otra parte, el dedicar tiempo a la planeación, a desarrollar estrategias, a crear presupuestos, a fijar metas, a mirar las cosas de otra forma, es algo que agradece mucho tu mente, la vuelve más ágil, y menos reactiva. De eso hable ampliamente en mi artículo: “El poder del pensamiento activo”.

La variedad, nuevas experiencias, retos, son emociones que debemos cultivar a diario. En esto si tengo que reconocer que una buena película o serie, llenan bastante bien estas emociones. Por otra parte, las cosas nuevas que solo vienen de pasear, de conocer nuevas personas, de ir a nuevos sitios, de practicar un deporte, de inscribirte a un clase, es algo que nos alimenta mucho, nos aleja de esa rutina, sensación de tedio y soledad, aparte la mente de las preocupaciones. No deje de hacer cosas nuevas, ya que las nuevas circunstancias, y las nuevas personas te apartan de esa cárcel de problemas e inconformidades en las que puedas estar encerrado. Adicional a esto viva, dedíquele tiempo a las cosas, nada como un buena comida, un buen baño, una buena caminata, una buena charla con una amigo, es decir, deguste cada momento, hágalo especial, y no pase por esta vida como si todo fuera un estorbo y le quitara tiempo, eso lo único que hace es perjudicarlo y quitarle el placer por la vida.

Alimentos de una escala superior.

En todos los aspectos de la vida, hay otro nivel, un norte hacia el que todos nos dirigimos, y es aquí donde debemos tener en cuenta otras cosas que nos alimenta y que debemos desarrollar.

La mente tiene una natural fijación hacia las cosas brillantes, frescas, nuevas, limpias, curvas, suaves, firmes, ordenadas, armónicas, durables, sutiles, de calidad, bonitas. Alimentan el alma, nuestras emociones, nada como una hermosa melodía, una bella obra de arte, y para lograr estas cosas bonitas, de calidad, durables, se requiere mucho tiempo. El hacer las cosas a medias se ha convertido en costumbre, y eso lo trasladamos a nuestra vida. Debería ser un esfuerzo diario el hacer las cosas lo mejor que podamos, para que permanezcan en el tiempo, para que sean admiradas. Imaginen ustedes cuando todas hagan cosas que todos admiren, sería otro mundo. Desafortunadamente estamos llenos de cosas que producen terror, cosas que no duran, cosas que no son de calidad. Un reto personal, sería el dedicar más tiempo a hacer cosas bien hechas, que dedicar tiempo a hacer muchas cosas mal hechas.

Hablemos ahora de alimentos en una escala superior para la mente. Me refiero a la sabiduría, aprender cosas que de verdad aportan a tu vida, reflexionar y aprender de las circunstancias diarias. También está la inteligencia, aquella que desarrollas en la vida diaria, como ya habíamos hablado en el artículo: “5 claves para desarrollar la inteligencia en la vida diaria”. Es muy beneficioso para tu vida ser inteligente, y eso solo nace de buscar tus propias soluciones, más que esperar a que alguien más las de. No pases tanto tiempo preguntando porque él otros hizo lo que hizo, sino que pasa más tiempo pensando en cómo lo puedes hacer mejor, esto desarrolla otro tipo de habilidad mental. Además de la inteligencia y la sabiduría, debemos aprender a ser conscientes, vernos a nosotros como realmente somos, y no dejar que las cosas que nos rodea, la interpretemos a partir de prejuicios, y emociones. Este tema es ampliado en mi artículo: “El desarrollo de la autoconsciencia”.

Por último una característica superior se refiere a la voluntad. A tu capacidad para hacer cosas, a iniciar algo y llevarlo a buen término. Es algo que no deberías dejar de cultivar nunca, porque en el momento que pierdes la voluntad, pierdes la capacidad de lograr cosas, y sin ello estas perdido. Deberíamos pasar más tiempo haciendo cosas que lo que pasamos esperando sentados a que alguien haga algo. No dejar que las circunstancias nos dicten la forma de vivir, sino que nosotros con nuestra voluntad debemos de crear las circunstancias que queremos vivir. Nunca jamás debemos dejar de tener retos, de plantearnos metas, y luchar por ellas, ya que solo en la medida que tú lo logras, vas cambiando tu vida. Sabemos que uno de nuestros grandes problemas es la debilidad, y esta se cura cuando eres una persona fuerte, y la fortaleza solo viene de los actos. Te recomiendo ampliar lo escrito con mi artículo: “Como transformar voluntad en fortaleza, y fortaleza en poder personal”

Conclusión.

Cada día cambiamos nuestra forma de vivir, debido al rápido avance de la tecnología. No dejemos que nuestro cuerpo nos de alarmas para empezar a actuar, debemos cultivar día a día habilidades, y emplear nuestras propias fuerzas en solucionar nuestra vida.


Si te gusto este artículo, entonces disfruta lo nuevo suscribiéndote, y además comparte. 

03 enero 2015

5 actitudes inconscientes que llevar a las personas a ser complicadas, malgeniadas y con problemas de convivencia.

formas de ser complicado

La mente tiene por propósito solucionar nuestra vida y nuestro entorno, y está bien que cumpla su función; el problema es que nuestra vida esta tan saturada de tantas cosas, que cuando le mente le pone cuidado a todo lo que sucede, lo que genera son complicaciones que consume gran parte de nuestros pensamientos y que nos lleva a estresarnos. De cuáles son esos pensamientos inconscientes que nos vuelven complicados y que están detrás de los conflictos de convivencia, es de lo que hablaremos hoy.

1. De por qué las personas hicieron, no hicieron, pensaron o no pensaron.

He aquí mi favorita, en donde estamos el 99% de la población mundial, enredados en esta telaraña de ideas conflictivas que solo ocurren en la propia mente, sin que los demás implicados se den de cuenta. En la mente se arman unas tragedias, unos conflictos que no tienen que ver con la realidad. Entonces se piensa que porque esta persona no fue, o porque si fue, porque no lo dijo, porque si lo dijo, porque actuó de esa manera, o porque no actuó de la manera que debía de haber actuado, y se despierta un sentimiento de enojo, de desilusión, de intranquilidad, de tristeza, respecto a la otra persona, cuando ella ni se da por enterada, y que son cosas que transcurren en nuestra imaginación.

Las personas son un mundo muy diferente, es como el destino, es como la vida, no sabes de que van, ni tampoco las puedes controlar, además, las personas tienen mucho que pensar, tienen sus propias preocupaciones, como para andar pensando cómo cada cosa que hace, que dice, va a ser asumida por cada persona en cada momento que se relaciona. Las personas no siempre amanecen igual, hay días que están tristes y no tienen el genio para saludar de la mejor manera, y sobre todo las personas no son todo lo maduras, lo inteligentes, los sabias que nosotros esperamos. Nosotros somos inmaduros, no dormimos por lo que otra persona hace o deja de hacer. Porque si no somos capaces de controlar nuestras emociones, nuestra personalidad, no controlamos nuestra vida; entonces mucho menos podremos controlar las acciones de las otras personas.

No entre en ese juego mental de porque las personas hacen lo que hicieron. Es entrar en una telaraña mental, muy difícil de escapar. Sobre todo porque a cada momento conocemos personas nuevas e interactuamos con ellos, y si nos ponemos en esas, no tendremos paz mental. Además con este modo de pensar la tomaremos contra las demás personas, fastidiándoles la vida. Si vivimos en conflictos con los demás por cosas que nosotros imaginamos, no seremos felices. Deje que los demás hagan lo que les venga en gana, y usted haga con su vida lo que quiera, relaciónese en base a compromisos de mutuo acuerdo sobre cosas importantes y específicas, y no base su relación en base a cosas que usted se imagina acerca de asuntos no importantes.

2. Opinar sobre cosas que no le preguntaron, y meterse a donde no la han llamado.

Todos tenemos una opinión sobre cómo se debe de proceder acerca de cada cosa en este mundo. Es nuestra mente creemos que cada cosa que pensamos es como se debe de proceder, lo cual es de las ideas más erróneas que hay, por la sencilla razón de que es más las veces que estamos equivocados, que lo que estamos acertados. Y de eso nuestra propia vida es un ejemplo, si estuviéramos tan en lo correcto como pensamos, entonces nuestra vida sería la más maravillosa de todas. Estamos llenos de ideas equivocadas, ignorantes acerca de muchas cosas, y eso es normal, porque es muy difícil que un ser humano en una corta existencia lo alcance a saber todo.

El problema es que nosotros con nuestra vida enredada, con nuestras formas erradas de interpretar las cosas, vamos y nos metemos a opinar y a involucrarnos en la vida de los demás como si tuviéramos la razón. Sin los demás preguntarnos, nos alzamos en causas para atacar o defender situaciones que no tiene que ver con nosotros y cómo andamos tan enredados, lo único que hacemos es complicar las cosas, y a la larga, es otro problema en el que nos hemos metido. Deje que los demás solucionen su vida, la gente tiene mentalidad y coraje para enfrentar este mundo, deje que con sus propias fuerzas lo solucionen, que si la otra persona necesita ayuda, ya la pedirá; pero no se meta en cosas para las cuales no se le ha pedido su opinión. Encárguese de solucionar sus propios enredos, que bastante tiempo requieren. Es nuestra errada forma de pensar la que tiene nuestra vida complicada, no termine de complicarles la vida a otros, a menos que se lo pidan.

Cuando haya solucionado su vida, cuando vea las cosas con claridad, entonces piense que puede hacer por los demás, pero no desde los efectos, si no desde el mundo de las causas. Es decir que en vez de luchar con cada persona que encuentra acerca de lo que hace o  no hace, descubra porque lo hace y es sobre ese porque en el que debe actuar. El limosnero no va a cambiar su vida por una moneda que le de, el rabioso no va a cambiar su forma de ser porque usted le dice que se calme, el deprimido no va a estar alegre porque usted le diga que sea positivo, eso es el mundo de los efectos. Hay una razón para que la gente pida limosna, sea rabiosa, y este deprimida, y ese es el mundo de las causas, y es sobre esa razón en la que debemos invertir nuestros esfuerzos, si tanto nos preocupa los demás. Es mejor dar un trabajo a un potencial limosnero, que dar todas las limosnas de este mundo. Eso es trabajar sobre las causas.

3. El lado agrio de la vida, siempre echándole el vinagre a las cosas.

La vida es un cumulo de cosas buenas y malas, las personas es un cumulo de virtudes y defectos, nosotros somos un cumulo de aciertos y desaciertos. Pero quien ve de la vida las cosas malas, quien encuentra muchos defectos en los demás, y se recrimina con severidad sus propios errores, entonces no va a encontrar paz, ni va a dejar en paz a los demás. Porque necesariamente debemos de relacionarnos con los demás, y al estar temerosos respecto al comportamiento de otros, nos volvemos exigentes, agresivos, complicados, y necesariamente le incomodamos la vida a los demás.

Hay que dejar de recrear en la mente las tristezas que nos ha ocurrido, hay que dejar de pensar tanto en lo mal que esta este mundo, sobre la corrupción, sobre el egoísmo de los demás, sobre el mal comportamiento de las personas. Le tengo una noticia, en el mundo ha habido corrupción desde que existe, no es usted la única persona del mundo que tiene deudas, no es la única persona a la que le han dicho mentiras, eso existe desde que el mundo es mundo. Deje de preocuparse tanto por ello, y si le incomoda eso, entonces haga algo para solucionarlo, porque el único perjudicado con esas preocupaciones es usted, y lo peor es que no obtiene nada de ello.

Sencillo, las personas mienten y a veces no mienten, las personas fallan y a veces no fallan, usted se equivoca y a veces no se equivoca, una situación puede salir bien, como puede salir mal. Sea valiente y sepa asumir las situaciones como vengan. Sepa cuando perder y cuando ganar. Porque si usted pierde, es porque no es lo suficientemente diestro para ganar, si a usted lo engañan es porque todavía espera demasiado de los demás. No le de miedo vivir y aprender. Porque cuando usted se previene tanto contra la vida, no tendrá la oportunidad de vivir, de crecer como persona, y por tanto no va a encontrar la solución a esos problemas. Después de que usted acepta la vida como es, entonces ya deja de estar tan preocupado al respecto, y le queda un espacio en su mente para buscar soluciones.

4. Ser egoístas, exigir demasiado a los demás, exigir ciertos comportamientos.

Somos el centro de nuestro universo, pensamos que los demás deberían de estar pensando en cómo nos vamos a sentir, deberían hacer cosas por nosotros, deberían de tener en cuenta nuestras ideas. Le tengo noticia, a la gente le importa muy poco como nos sintamos o lo que pensemos, por la sencilla razón de que a nosotros nos importa muy poco la forma en que otros se sienten. Estamos tan preocupados de porque las otras personas no nos complacen, que nos queda poco espacio para pensar en cómo los demás se sienten. Estamos tan ocupados en que las otras personas escuchen nuestras fantásticas opiniones, que muy poco nos interesa lo que otro pueda opinar.

Pensamos demasiado en nosotros mismos, en lo que los demás nos deben de dar a nosotros. Es muy poco lo que damos. ¿Se ha dado cuenta que quienes más critican son los que menos hacen?, es mejor que deje de pensar tanto en porque no le dieron, en porque no vinieron, en porque no hicieron, y pase a pensar en cómo dar, en cómo ir, y en cómo hacer. De esta manera las cosas sucederán como usted quiere, y si es así, entonces usted será feliz. Por otra parte deje de exigirles tanto a los demás de que le alaben sus ideas, deje de tratar de demostrar que tiene razón sobre los demás. Si al otro le dieron y usted no, no se ponga a llorar como un niño, no planee venganza, no pierda su tiempo en pensar porque lo ignoraron, quizás se les olvido, quizás en ese momento surgió algo, y no hubo tiempo de ir a donde usted. No espere a tener todas las cosas para actuar, para ser feliz, no espere a que todos se organicen, aprenda a trabajar con lo que tiene. Ese tiempo que se queda esperando, ese esfuerzo que invierte en exigir a los demás, inviértalo en buscar soluciones.

No hay que ser prevenidos ni con las personas ni con las situaciones, porque eso nos vuelve complicados. Es decir, si usted ve a una persona complicada, que eso no le dañe el día, acéptela como es, porque si no, usted mismo se está complicando. Sepa cómo sacar provecho de las situaciones y las personas.

5. La constante preocupación por el que dirán.

Aquí sí que tenemos un problema, nuestra excesiva preocupación, la demasiada importancia que le damos a las opiniones de los demás, y acomodar nuestra vida para el agrado de a quien no le interesa.

Por mucho que a las personas les preocupe, que se puso, que no se pudo, porque fue o porque no fue, eso no lo afecta a usted, eso son luchas mentales de cada cual, que luego se les olvida pensando en las otras personas, y a veces con sus propios problemas. Usted es intocable, está amparado por la ley, nadie puede venir a obligarle a hacer cosas. No deje de tomarse ese trago que quiere tomarse, no deje de hablar con esa persona que conoció, no se abstenga de comprar y lucir lo que le gusta, porque la vida es una, y usted es el único responsable de su vida, porque es demasiado esfuerzo invertir tanto tiempo en hacer las cosas que le puede gustar a cada persona que conoce. Si las demás personas estuvieran en lo correcto, entonces la vida de los demás sería maravillosa, pero mire que viven muy enredados. No deje que las opiniones de personas que viven igual de equivocadas, le digan como guiar su vida, porque su vida es en base a sus decisiones, y si hace como los demás, terminará igual que los demás.

Por otra parte, el qué dirán es un mecanismo natural, que nos ayuda a tener empatía con los demás, convivir de la mejor manera dentro de un entorno. Por eso tampoco vaya demasiado en contra de la corriente, porque se puede arrepentir, no hay que pasarse de extraño ni de extravagante, tal vez usted pueda tiene problemas, y el sentido común y general de las personas le estén señalando algo en lo que usted esté equivocado. Debe de llevar un buen equilibrio en esta parte.

Conclusión

Hay que dejar de complicarse tanto, acepte la vida, y mejor actué. Sé que dejarse de complicar tanto es difícil, porque son mecanismos mentales que surgen de manera inconsciente; pero el hecho de que sea difícil, no quiere decir que debe dejar de intentarlo, ya que el único que se perjudica con ese proceder es usted, y por eso debe de superarlo.

¿Te gusto el artículo?; entonces no te pierdas lo nuevo suscribiéndote. Comparte para que otros también disfruten la lectura.


Foto vía: Georg

28 diciembre 2014

Cumplimos 5 años, son 200 artículos, esto es lo mejor del blog.



















Un saludo a todos los lectores del blog. Fue hace ya alrededor de 5 años, a inicios del 2010 que empecé con toda las baterías puestas a escribir un artículo semanal para este blog, y ahora ya con este son 200 artículos escritos. 

Las correcciones hechas a los 100 primeros artículos del blog.

La manera de hacer los artículos, es por ideas que se mas van ocurriendo a la largo de la semana, y luego las anoto en el móvil. Finalmente llegado el domingo, miro de la lista de ideas, y sobre la cual me llame más la atención; empiezo a desarrollar el artículo. Debo confesar que hay veces que no estoy muy fluido y escribo los artículos, después los vuelvo a leer, y como no me terminan de convencer, al otro día le haga alguna mejora. Todo se puede mejorar. Es por eso que este año tome la labor de corregir faltas de ortografía, incongruencias, o parte que sobraban de los artículos, y de ese modo muchos artículos fueron mejorados, como el caso de “grandes civilizaciones de África, Europa, Asia, Medio Oriente y América que nos cambiaron la vida”, que inicialmente era de una página, y ahora miren lo extenso que quedo.

La novedad es que hace poco hubo alguien que me insulto en un comentario de un artículo que no le llamo la atención, lo leí nuevamente y creo que el hombre tenía razón, y el artículo es: “Mecanismos del deseo en nuestra mente y algunas aplicaciones”. Todo comentario es bien recibido porque hace caer en cuenta de cosas que normalmente quien lo hace, no se pone a pensar, y eso pasa con los artículos, con los libros y con las películas de cine. Por supuesto la manera de hacerlo debe ser una crítica constructiva y no de esa manera. Pero yo sabía que en algún momento al escribir algo, iba a parecen uno de estos personajes y por eso de los primeros artículos que escribir para el blog fue: “como ganar una discusión sin tener la razón”, en donde muestro toda la metodología usada por estas personas. 

Los libros recomendados de parte de quien escribe este blog.

Muchos me preguntan sobre libros, y me recomiendan libros. La verdad no me gusto leer casi, ya que confió en lo que se, y no porque me las sepa todas, si no porque todo tiene un limite, y hay conocimientos para los que uno no esta preparado, del mismo modo que hay alimentos que el estomago no acepta, ni esfuerzos que el cuerpo no es capaz de hacer, si uno no atraviesa limites, no se mete en problemas. Hay un tiempo para aprender y otro para aplicar. Mi tiempo de lectura fue hace más de 10 años, y con temas que no tienen que ver con el blog, básicamente ocultismo e historia. De hecho hay algunos artículos que hice relacionados con estos temas.  

Si alguien me pide que le recomiende libros de esta temática, diría que lea a Eliphas Levi, que develan los secretos de la magia de la antigüedad. También recomiendo los libros de El tibetano, que si bien tiene mucha metafísica, dan un vuelco de consciencia completo. Un autor que me intereso bastante fue Aleister Crowley, debido a que hizo lo que le dio la gana, y dejo una particular forma de pensar. También cambio mi forma de pensar el libro: “No temas al mal”, con su particular forma de abordar el autoconocimiento, y definitivamente mi favorito es el libro Dhammapada atribuido a Buda

Un nuevo blog, y sobre la investigación al escribir ciertos temas.

Lo que si me gusta leer en la actualidad son artículos de ciencia y tecnología, ya que son muy cortos, y además tengo sustentar muy bien lo que digo en mi blog www.neuromarketingytecnologia.net. y además debo de actualizar mí cuenta de twitter @cienciaytecno. Trato de enfocar mi saber sobre todo a la mente, y a la convivencia con otros. Hay unos artículos de comunicación que me has gustado mucho, y a ustedes también: "Como superar el sentimiento de enfado cuando nos hieren y nos ofenden", y "como llevarse bien con quien te cae mal". Después de muchos ir y venir, entendí que todo se reducía a la mente, de donde surgen nuestras acciones, y es de lo que básicamente se trata este blog, y aquí otros dos artículos que a todos nos gusta. "El origen de las decisiones y el conflicto que deja en la personalidad", y "El poder de la mente consciente".

Por otra parte cuando hay un tema del cual no tengo mucho conocimiento; pero me parece necesario aprender; entonces empiezo una labor de investigación y lectura. Eso me paso con el artículo: “Como la guerra fría entre comunistas y capitalistas produjeron los conflictos modernos”. Si bien tenía bastante conocimiento de la guerra fría; no tenía muy claro la diferencia entre comunismo y capitalismo (si lo se, pero es que no veo noticias, ya que siempre es lo mismo, seguramente si me hubieran preguntado, hubiera dado respuesta de reina). Sentí curiosidad del tema por tanta polaridad, y por todas partes las lecturas siempre estaban parcializadas, con verdades a medias, y llenas de odios. Me pareció importante hacer un artículo imparcial, y esa imparcialidad llevo a algunos a desubscribirse del blog.

Los artículos que más buscan en internet y en mi blog son del amor, el desamor y  seducción.

Los artículos más buscados y que más visitas recibe este blog son los temas de amor y seducción. De hecho podría dedicar este blog a temas de despecho, de seducción, nueva era, poder de la mente, que tanto se buscan.  Pero creo que estos temas aunque ayudan; no atacan el fondo de nuestros conflictos, y es el origen de nuestras decisiones, y formas de pensar.

Les voy a compartir el listado de las páginas más visitadas. El porcentaje de rebote, es el porcentaje de personas que encontraron la página por Google, entran, lo leen, y luego se van. Es una lastima, porque esos artículos van a la superficie de la consciencia, y hay mucho material en esta página que ataca las raíces de esos conflictos.



Como superar una pena de amor

El motivo para escribir este blog y porque no me dedico a escribir de tiempo completo.

Otra de las preguntas que me han hecho es sobre el motivo para escribir este blog. La verdad este blog es un diario personal, escribo las cosas que he aprendido de la vida, y si las cosas que aprendo pueden ayudar a otros; entonces mucho mejor, debido a que creo que las cosas que das a otros, en algún momento se retribuyen, si das mucho, entonces en ningún momento te va a faltar una mano amiga que te ayude, o no te va a faltar alimento, y si esa retribución no es en esta vida; entonces será en otra existencia. Pienso que los buenos pensamientos de las personas hacia uno, son como aires de buena suerte que le llegan a uno. Creo en la reencarnación, y creo que uno de alguna manera tiene contacto con los hechos, con las personas y con las acciones de anteriores vidas, porque lo que se ata, no se desata solo,  y no hay actos sin consecuencias. 

Me han ofrecido colaboración económica; pero al respecto pienso que es contradictorio que alguien que escriba un artículo como: "La formula para obtener el éxito" , viva de escribir la formula, y no de aplicarla. En todo caso muchas gracias a quien desinteresadamente valora lo que escribo, ya que esto de verdad anima a hacerlo mejor. Aunque en un futuro es probable que lo haga, al momento tengo alrededor de 300 artículos esperando ser escritos. 

Por otra parte, prefiero vivir de manera cotidiana con los retos que ofrecen los trabajos tradicionales, ya que estos te hacen mantener consciente de muchas cosas que no se podrían hacer si te dedicas únicamente a escribir. Me refiero a cosas como el liderazgo, el trabajo en equipo, la competencia, y toda una cantidad de factores que te hacer percibir la realidad de una manera más completa. Es muy importante mantener conectado con muchas situaciones, sobre todo al escribir este blog, porque la realidad se distorciona con demasiada facilidad, como lo hable en mi artículo: “6 mecanismos del cerebro que hacen percibir la realidad de manera equivocada”. Creo que es la cotidianidad donde está la sabiduría y se desarrolla todo nuestro potencial, son esos hechos que nos pasa a todo el mundo, los qeu nos conecta con los demás, los que nos ayuda a crecer como personas, de eso hable en mi artículo: El desarrollo de la inteligencia en la vida diaria. Creo que todas las experiencias dejan huella, y si uno las sabe aprovechar, cultiva valores y talentos, que te acompañan a otra vida, y nos permite ser mejores y lograres mayores estados de bienestar. Si las especies evolucionan, creo que el ser también. Porque el cuerpo perece; pero las ideas, los potenciales, y la consciencia no. Ya que como dice Einstein "la energía no se destruye, si no que se transforma". No podemos ser destruidos en nuestra naturaleza y ser.

Los mejores artículos de este año.

Ahora si hablemos de lo que más gusto a los lectores este año.

A los que me leen, muchas gracias, nos vemos el próximo año. Antes de terminar el artículo, quiero mostrar algo que me molesta.
 




















Les recuerdo que este contenido, esta web, esta amparado bajo la ley de derecho de Autor Colombiana. 

Foto vía: coloneljohnbritt

21 diciembre 2014

Como la mente justifica malas decisiones, y el arte de tomar buenas decisiones en 5 pasos.


La vida es el resultado de nuestras decisiones, una mala decisión, y pasarás el resto de tu vida corrigiéndola, y una buena decisión, siempre tiene por resultado la felicidad. El tomar decisiones es algo que nadie se toma lo suficientemente en serio, y debería de hacerlo, porque el único que la debe tomar es usted y el único perjudicado es usted.

En este artículo describiremos unas claves que no solemos tener en cuenta al decidir.

Una vida  basada en impulsos subconscientes.

El ser humano es básicamente un animal con un cerebro que se desarrolla cada vez mejor.  Al igual que los animales nuestras decisiones se basan en impulsos básicos. Es decir, temor, deseo, poder, y en general conductas que garantizan que como especie sobrevivamos. Porque eso es lo que básicamente nuestra mente subconsciente está tratando de hacer, sobrevivir; pero no en base a decisiones conscientes, si no a esos instintos que viene de nuestro pasado animal.

Es mucho lo que el cerebro debe de encargarse día a día, desde el mismo instante que nos levantamos de la cama, el cerebro está constantemente tomando decisiones, como que ropa nos vamos a poner, que vamos a desayunar, por cual ruta vamos a ir al trabajo, y ya estando en el trabajo, todavía se deben tomar muchas decisiones. El hecho es que nuestra mente no tiene tiempo, de ponerse a pensar cada cosa que tiene que hacer, así que lo único que hace es reaccionar en base a esos instintos básicos
No tomamos decisiones, reaccionamos ante una emoción que ha sido despertada. Usted no puede evitar reaccionar de la misma manera ante alguien que le gusta, ante quien le ofende y ante cosas que le tiene miedo, o le pueden brindar cierto bienestar. En esa parte somos automáticos. 

La increíble capacidad de la mente para hacer ver una mala decisión, como una buena decisión. 

Cuando la emoción ha sido despertada, básicamente ya no podemos hacer nada, la decisión ha sido tomada, y solamente debemos acatar lo que es impulso nos ordena hacer. Pero la razón y la consciencia, recientemente desarrollas en el ser humano, nos trata de hacer reflexionar, pero como la emoción es tan fuerte, esta es capaz de dominar los mismos pensamientos para justificar una decisión emocional.

Por ejemplo su jefe le ha dicho que su trabajo no sirve para nada. Por supuesto su orgullo ha sido herido, el instinto de protección reacciona para defenderlo de esa agresión. Por consciencia usted sabe que no debe de reaccionar, ya que al perder el empleo, no lo podrán recomendar, y deberá volver a empezar desde cero. Pero eso voz puede ser acallada, la emoción es tan fuerte que empieza a justificar el hecho, piensa que alguien debe de darle una lección al jefe, que usted puede montar un negocio, que pueden sobrevivir con el sueldo de la esposa, y en general una serie de argumentos que hacen ver que es la mejor decisión.

Desde pequeños hemos tenido que aprender a tomar decisiones,  como lo exige la convivencia en el colegio, el ser aceptado por los amigos en la adolescencia. Pero en la tierna, inmadura y fantasiosa mente del niño, esas decisiones son bastante inadecuadas. A medida que vivimos, la mente debe de ocuparse de nuevas cosas, y por tanto las decisiones que tomo un niño para enfrentar este mundo, es la misma que de manera inconsciente tomará en el futuro. En el fondo quien toma las decisiones de nuestra vida es ese niño interior. ¿Conoce a alguien que sus decisiones y forma de reaccionar parecen infantiles? 

5 claves para tomar buenas decisiones. 

1. No tome la decisión ahora, tómela mucho después.

Si somos tan emocionales y la mente tiene esa capacidad de hacer ver una mala situación como la mejor alternativa, entonces no confié en sus interpretaciones, lo que ahora le parece genial, es quizás la peor de la ideas. Es más, si está entusiasmado porque le parece una idea increíble, mejor deténgase, es ahí cuando está a punto de tomar la peor de las decisiones. Mejor vaya a su casa, tómese un vasito de leche tibia y a dormir, que al otro día cuando se levante y la mente este despejada de emociones, podrá ver las cosas desde otra perspectiva. Si es una persona que está sometida a mucho estrés, le invito a leer mi artículo: “10 claves para mantener la serenidad en momentos de crisis”.

Jamás diga que sí, o no, en ese momento, tampoco muestre entusiasmo o desanimo respecto a algo que debe de decidir. Usted realmente no sabe si algo es una buena idea o no, hasta que realmente reflexione al respecto. Además usted no puede mostrarse como un niño a quien le han dado un caramelo, es decir, mostrar el entusiasmo por encima, sin ni siquiera haberlo pensado. Las personas seguras y que toman buenas decisiones, se lo toman todo con calma, sin prisa, sin desesperación. Las mejores cosas de la vida toman su tiempo y dedicación, y más si esto va a acompañarte el resto de tu vida.  

Al otra día, ya se dará dé cuenta de que algo no es ni tan fantástico, ni tan necesario como lo pensó en un inicio. Su decisión es importante, que el otro espere todo el tiempo que haya que esperar, ya que se trata de algo que vas a llevar el resto de tu vida. 

2. Infórmese un poco más, no basar la forma de pensar en suposiciones. 

Una cosa es lo que uno piensa acerca de las cosas, y otra muy diferente lo que realmente es. De hecho hay cientos de kilómetros de distancia. Así que uno debería informarse bien, y no tomar decisiones en base a creencias. Hay que tener muy buen conocimiento de las cosas con las cuales nos estamos involucrando, lo bueno, lo malo, y todo lo que implica. Que factores hay en juego, quienes son las personas, como podrían reaccionar, y una vez peses todos los factores, entonces tomar la mejor decisión.

Debe de aprender a confiar en las ideas de los demás, porque no tenemos tiempo para hacerlo todo, y la experiencia de alguien en algo me puede servir. A veces no tenemos tiempo para comprobar hasta que punto lo que alguien dice es verdad, así que debe de apoyarse en varias ideas, varias personas, porque no porque a ti la idea de otro te parecen fantásticas es que realmente lo es, o es la única verdad. Asume las ideas de los demás como lo que son, es decir puntos de vista. Respecto al conocimiento, no todo está dicho.  El conocimiento, son herramientas las cuales podemos usar en ciertas circunstancias. Piensa en el conocimiento como una navaja suiza, en el que todo lo que aprendas te puede servir en algún momento; pero no en todo momento. Respecto a lo que sabes, piensa como puede ser aplicado en esa decisión que vas a tomar.

Ante un proyecto es importante mantener callado, porque la ignorancia y falta de fe de los demás puede hacernos mucho daño. Pero esta regla no se aplica siempre, hay ocasiones que contamos con personas verdaderamente sabias y que de verdad nos quiere ayudar, que es bueno confesar algunas cosas y escuchar su punto de vista. Pueden ayudarnos a ver las cosas de otra manera y a caer en cuenta de cosas que pasan desapercibidas para nosotros.

3. Acepta la realidad, no te engañes.

La mente tiene por función básica protegernos de temores y dolores, y de brindarnos bienestar. Por eso nuestra marcada tendencia, a ilusionarnos con tanta facilidad y a huir de la realidad cuando esta es muy dura. Nos entusiasmamos con promesas de felicidad por más descabellado que sea, cerramos los ojos ante realidades que nos puede hacer daño.

Aceptar la realidad es demasiado difícil, eso es un salto que muy pocos están dispuestos a dar. Cosas como aceptar que realmente eres débil, estás equivocado y que debes de vivir ciertas situaciones difíciles durante un tiempo, es algo que el cerebro no acepta y lo niega. Pero hay que hacerlo, porque a partir de que se acepta algo, se es capaz de corregirlo, y además, no vives ni recreas una mentira a diario, si no que cada vez más, te acercas a la realidad. Cuando vives de mentiras y autoengaños, las decisiones tomadas son necesariamente incorrectas, y lo único que hacen es hundirte más, y los problemas parecen que surgieran de la nada.

Gran parte de nuestra vida nos la pasamos huyendo de una realidad en un punto A, para acercarnos a una ilusión en un punto B. “No busques el momento perfecto, has el momento perfecto”, dice una frase. Tenemos muchas capacidades y de eso ya hable en mi artículo, porque es importante ser exitoso, y una nueva fórmula para el éxito. Las decisiones deben ser en base a cosas a hechos reales y pensando en hacerle frente a cosas reales. No base sus decisiones en suposiciones, en cosas que creen que son o deben ser, no deje que su mente empiece a volar y a generar fantasías. Entre más ajustado sea a la realidad las bases que tomas para decidir, entonces menos sorpresas vas a recibir.

4. Piense en las consecuencias para usted y en las reacciones de los demás.

Considero que es lo más importante, medir las consecuencias de los actos a largo plazo. Las decisiones que tomemos nos deben de traer bienestar a largo plazo, y no pasar el resto de nuestra vida asustados, tristes, cansados, o frustrados por una mala decisión. Para que tomar decisiones en las cuales sabemos que más adelante nos va a perjudicar. En este punto debemos ser severos.  No debe de hacerse, lo que no debe de hacerse, y se debe de hacer lo que se debe de hacer. Pero la mayoría de las veces hacemos lo contrario. Como decía buda: “No está bien hecho aquel acto que causa remordimiento después de llevado a cabo, y cuyo resultado uno experimenta lamentándolo con lágrimas en la cara”.

También las decisiones se deben medir el impacto que va a tener entre aquellas personas que le rodean. Está bien que no nos importe el qué dirán, y así debe de ser; pero cuando los demás se convierte en un dolor de cabeza; entonces sí debemos preocuparnos, y es algo en lo que no pensamos demasiado. A veces nuestras decisiones, afectan la vida de los demás, nuestras palabras hieren los sentimientos de alguien, y esto nos puede ocasionar problemas. No es inteligente la decisión en la cual la mitad de nuestro tiempo vamos a estar luchando contra una gran cantidad de obstáculos que nos ponen los demás.

Una buena decisión, contempla las consecuencias en nuestra vida y en la de los demás, no solo de manera inmediata, si no a largo plazo, imagine que sucederá dentro de 2 años si toma esa decisión. Es mejor tomar una decisión ahora y no después, cuando ya este más comprometido. Debe pensar en todas las implicaciones que lleva una decisión, no solo en la que nosotros creemos, si no en las otras 20 opciones que ni siquiera imaginamos, debemos esforzar nuestra mente a que vea las cosas de otra manera y no dejarnos llevar por nuestro parecer, para eso piense en el punto de vista de los demás, mire las diferentes circunstancias  los pros y contras de cada cosa. Al tomar una decisión, es porque así será y no quedará sujeta a cambios de decisión porque alguien lo convence. Es mejor que este seguro que alguien no lo va a disuadir de lo contrario, teniendo que cambiar la decisión. Sustente y argumente muy bien su decisión de tal manera que no deje lugar a dudas, a preguntas y a malas interpretaciones.  

5. Lo que debe ser hecho, tiene que ser hecho.

La determinación y el carácter son importantes en las personas decididas. Usted debe de tener el suficiente valor para aceptar las consecuencias de la decisión que acaba de tomar. Si si equivoco, siga adelante, aprende y a la próxima tome una mejor decisión. Porque no siempre las cosas salen como uno quiere, todo tiene sus ventajas y desventajas, y no puede dejar que su mente empieza a divagar de cómo serían las cosas si hubiera procedido de otra manera. 

Por otra parte debe tener confianza en su capacidad para llevar a buen término lo que se propone, no deje que nadie cuestione sus decisiones, tampoco es su obligación dar explicaciones a nadie de porque hace las cosas, al fin y al cabo es su vida y usted tiene que lidiar con ella. Las mayoría de las personas tiene una vida desordenada y caótica, así que definitivamente su visión acerca de cómo deben de ser las cosas, seguramente no es la mejor. Hay que dejar al lado una cantidad de complejos que tenemos acerca de las cosas que nos dan pena, el qué dirán, y todo ese poder que usted le asigna a los demás en su vida. Usted es como es, y usted decide lo que tiene que decidir, punto.

Cuando en su mente ha mirado los pormenores de una decisión, entonces usted debe de hacer lo que debe de hacer, y proponerse a ello. Debe de estar claro en lo que debe de hacer, y luego hacerlo. Su vida depende de sus decisiones, y usted no puede ser tibio a la hora de decidir. Usted debe de ser enérgico, y si lo decidió, es porque lo debe de hacer, aférrese a su decisión como si fuera una promesa hecha a alguien, y olvidar todo lo demás. De eso ya hablamos en nuestro artículo, “la importancia de tener palabra”, y aquí lo podemos aplicar a nuestras decisiones.

Conclusión

No tome conclusiones a la ligera, infórmese mejor, mida las consecuencias, y tenga determinación. Son pasos sencillos, pero obviados con facilidad.

Si te gusto entonces comparte y luego síguenos para disfrutar de los artículos que publicamos cada semana.  

foto vía: Andrés Nieto